DEL AGUA A LA NADA

Los pantanos leoneses siguen agravando su preocupante situación de situación, acercándose a una situación de alarma que se refleja en estas dos fotografiáis en las que se muestra el de Barrios de Luna con un año de diferencia

Pantano de Barrios de Luna en agosto del 2016 y en agosto del 2017. /
Pantano de Barrios de Luna en agosto del 2016 y en agosto del 2017.
A.C.

Ni gota de agua. Los pantanos de la provincia de León se aproximan a límites históricos tras encadenar uno de los inviernos, primaveras y veranos más secos que se recuerdan en las últimas décadas.

Una situación que ha provocado que las reservas sigan en descenso, dibujando desiertos en lo que hasta hace unos meses era una inmensa balsa de agua. Y para muestra, dos imágenes del pantano de Barrios de Luna, tomadas desde el mismo lugar con tan sólo un año de diferencia.

En una de ellas vemos a un embalse ‘sano’, con más de 100 hectómetros cúbicos embalsados, es decir, un tercio de su capacidad. En la otra, es el agua hecha desierto, es la imagen de la desalación de un pantano que hoy por se encuentra al 6% de su capacidad, con apenas 19,6 hectómetros cúbicos.

Es la muestra de que las comparaciones pueden ser odiosas y también de la grave problemática que atraviesa la provincia de León ante la situación alarmante que atraviesan todos y cada uno de sus pantanos.

Porque aunque el de Barrios de Luna es de largo el más afectado por la sequía, la situación en el resto es de extremadamente preocupante. El de Riaño se encuentra en la actualidad al 15% de su capacidad, lo que ha permitido sacar a la luz algunas de las infraestructuras de los pueblos que fueron derrumbrado para su construcción.

Situación similar en la que se encuentra el de Villameca, al 15,8% de su capacidad, con 3,20 hectómetros cúbicos embalsada, mientras que el del Porma apenas alcanza el 17% (55 hectómetros cúbicos).

Situacion que preocupa y mucho, no sólo en el sector agrícola y ganadero, dado que los problemas de abastecimiento podría sucederse en el tiempo si el invierno del 2018 sigue la misma pauta que el del presente año.

Contenido Patrocinado

Fotos