Leonoticias

La DGT ve inminente la entrada en servicio del nuevo radar de tramo en la León-Astorga

vídeo

Imagen de la zona de control por radar de tramo. / Noelia Brandón

  • Dos sensores 'vigilarán' el paso de los 20.000 vehículos que a diario circulan por ese tramo de la Nacional 120 entre San Miguel del Camino y el polígono de Villadangos

Todo está preparado para la entrada en servicio del primer radar de tramo situado en una carretera nacional en la provincia de León. El director de la Dirección General de Tráfico en León, Gonzalo León, ha asegurado a leonoticias que la puesta en servicio de este radar en la Nacional 120, entre la localidad de San Miguel del Camino y el acceso al polígono industrial de Villadangos, tiene un carácter preventido y de mejora de la seguridad.

La inminente entrada en servicio de este radar obligará al conductor a mantenerse en los márgenes de velocidad establecidos por la señalización vertical en esa zona de paso por la que circulan cada día cerca de 20.000 vehículos, el tramo más concurrido de toda la provincia.

El radar realizará una lectura de la matrícula y hora de paso de cada vehículo en la localidad de San Miguel del Camino. 2,1 kilómetros después el mismo radar cotejará la hora de paso en la rotonda de acceso al polígono de Villadangos del Páramo estableciendo la media horaria correspondiente.

Víctimas mortales

Si la media final supera la de los límites de velocidad establecidos se procederá a la correspondiente sanción.

La instalación del radar ha finalizado días atrás y en la actualidad sólo se espera a la publicación oficial del mismo. «Es una vía con altos índices de siniestrablidad si bien los accidentes mortales en los últimos años no han sido tan elevados sí que hemos tenido que lamentar siete víctimas mortales en los últimos diez años», ha asegurado el director de la Dirección General de Tráfico en León, Gonzalo León.

Extremar la vigilancia

Por todo ello es «necesario extremar la vigilancia y la prudencia en este tipo de vías en carretera convencinal con muchos accesos perpendiculares y varios términos municipales en apenas 40 kilómetros», también ha remarcado.

El objetivo final, según se remarca desde la DGT en León, es que tras comenzar a operar «redunde en un mayor respeto a los límites de velocidad».