Leonoticias

Herrera llevará a Fomento el tramo Puente Villarente-Santas Martas y la Ponferrada-Ourense

Obras en la autovía que separa León y Valladolid.
Obras en la autovía que separa León y Valladolid.
  • El presidente de la Junta de Castilla y León mantendrá en los próximos días una reunión con Iñigo de la Serna para tratar temas relacionados con las infraestructuras de la Comunidad con el foco en la Variante de Pajares, que aún no tiene fecha

Con la mirada puesta en 2020, Castilla y León aspira a que el Ministerio de Fomento dé un impulso en esta legislatura a unos 500 nuevos kilómetros de autovías y accesos urbanos y a las obras de otros 220 kilómetros de vías férreas de alta velocidad. La próxima semana, la Junta planteará al nuevo titular de este departamento, Íñigo de la Serna, dentro de la ronda que está celebrando con dirigentes autonómicos, las prioridades de la Comunidad en materia de infraestructuras -viarias y ferroviarias- para este mandato.

Previsiblemente, De la Serna se verá en unos días con el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, para repasar los proyectos prioritarios de Castilla y León, tras la etapa de la zamorana Ana Pastor, en la que la Comunidad recibió una inversión superior a los 9.000 millones en un escenario de ajuste presupuestario. Además de la llegada del AVE a León, Palencia y Zamora y la mejora de la línea entre Salamanca y Madrid, se abrieron al tráfico 150 kilómetros de nuevas vías de alta capacidad.

El Gobierno autonómico volverá a reclamar la construcción de la Autovía del Duero (A-11), así como la terminación del tramo entre Santas Martas y Puente Villarente (León) de la A-60 y el eje central que permitirá viajar entre las capitales leonesa y vallisoletana por una nueva vía alternativa a la N-601. También pondrá el acento en el corredor del Camino de Santiago (A-12), que comunicará Burgos y Logroño; la A-76 entre Ponferrada y Orense, y la autovía que enlazará Burgos con Aguilar de Campoo (A-73).

Además revisarán la situación de las obras ya iniciadas en 100 kilómetros de autovías y rondas urbanas que este año han recibido unos 65 millones de euros. En unos meses en los que arranca la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, Herrera llevará a la cita ministerial la necesidad de finalizar los trabajos de la Ronda Noroeste (BU-30) de Burgos; de la circunvalación SG-20 de Segovia; de la A-11 y de los tramos Puente Villarente-Santas Martas de la A-60 y Fuentes de Oñoro-frontera portuguesa, de la Autovía de Castilla (A-62).

Obras y proyectos

Las obras de estas dos autovías y otros tantos accesos urbanos, que se ejecutan en Burgos, León, Salamanca y Segovia, suman en total 54,6 kilómetros y absorberán cuando acabe el año unos 33 millones. También, las máquinas tienen vía libre para trabajar en 56,1 kilómetros de la Autovía del Duero (A-11) entre Langa de Duero y La Mallona, en Soria, con un desembolso este año de 32,7 millones. Este vial, dividido en cinco tramos, tendrá un coste de 196 millones para las arcas públicas. En conjunto, se trata de 110,7 kilómetros, que este año contaban, al menos, sobre el papel, con 32,7 millones.

Igualmente, Fomento tiene que cerrar con la adjudicataria del tramo Burgos-Ibeas de Juarros el inicio de las obras de los 7,2 kilómetros de la A-12, que supondrán un desembolso de 45,04 millones. Además, el Ministerio no ha retomado, como tenía previsto, las obras de los 12,1 kilómetros entre Pedrosa de Valdelucio y Báscones de Valdivia de la A-73 (Burgos-Aguilar), que se contrataron en 2009 en 33,4 millones. Tampoco se está trabajando en los 9,1 kilómetros entre Báscones y Aguilar de Campoo, que contaban con una dotación en los presupuestos de 5,1 millones.

Fomento debe continuar con la tramitación de los proyectos de otros dos tramos de la A-11 en la provincia zamorana: Ricobayo-Fonfría (20,2 kilómetros y 78,8 millones) y Fonfría-Alcañices (20,2 kilómetros y 73,1 millones). Además, el Ministerio tendrá que afrontar la rescisión del contrato de adjudicación del tramo Variante de Aranda-Variante de Langa de Duero, que con 21,4 kilómetros se contrató en 65,2 millones. Las diferencias entre la administración y la Unión Temporal de Empresas (UTE), formada por Corsan-Corviam Construcciones S.A. y Zarzuela, terminaron con la anulación de este expediente y el compromiso de Fomento de sacar a concurso de nuevo los trabajos

De la misma forma, esperan un ‘empujón’ los proyecto de dos tramos de la A-76: Villamartín de la Abadía-Requejo (siete kilómetros) y A Veiga de Cascallá-O Barco de Valdeorras Este (8,8 kilómetros), mientras trabaja en la adjudicación del proyecto de otro de diez kilómetros entre Requejo y A Veiga de Cascallá. También, el Ministerio ha sacado a concurso la redacción de los proyectos para incrementar la capacidad de la A-62 entre Venta de Baños (Palencia) y Tordesillas (Valladolid), unas actuaciones que podrían suponer un desembolso de 258,49 millones para un tramo de 65 kilómetros.

Ferrocarril

A dos meses de que termine 2016, sigue pendiente la apertura, prevista en este ejercicio, de 220 nuevos kilómetros sobre los que ‘volará’ el AVE. Tras incumplir los plazos dados para el ejercicio de 2015, el Ministerio de Fomento no renuncia a poner en servicio la línea de Burgos, como el tramo Zamora-Pedralba de la Pradería, mientras que la Variante de Pajares ni siquiera cuenta con plazos concretos.

También, se encuentra a la espera la licitación del contrato para la electrificación de la línea convencional entre Salamanca y Fuentes de Oñoro, en la frontera con Portugal, para impulsar el tráfico de mercancías entre los dos países. Además, una vez aprobado el proyecto de la nueva estación del AVE en Sanabria (Zamora), que supondrá una inversión de 4,2 millones, el Ministerio deberá licitar las obras, mientras en León comienzan las obras de integración del ferrocarril y se espera que avancen los trabajos sobre la vía estrecha.

Finalmente, el Ministerio de Fomento trabaja para mejorar la conexión ferroviaria entre Palencia y Santander, para lo que prevé extender la línea de alta velocidad desde la capital palentina hasta la localidad de Aguilar de Campoo, un proyecto que este departamento se ha comprometido a iniciar con la licitación de las obras a finales del año 2017. De momento, Fomento trabaja en la elaboración del estudio informativo, que estará terminado en breve para, posteriormente, tramitar la declaración de impacto ambiental.

Finalmente, el Ministerio calcula que el tiempo de viaje entre Palencia y Santander será de una hora y 40 minutos, lo que permitirá viajar entre la capital cántabra y Madrid en cerca de tres horas.