Leonoticias

La escasez de nieve pone en riesgo el inicio de la temporada

Un aficionado al esquí de fondo, en Fuentes de Invierno.
Un aficionado al esquí de fondo, en Fuentes de Invierno. / José Simal
  • Los directores de Valgrande y Fuentes de Invierno afirman que no se dan las condiciones para abrir el próximo jueves

«Pendientes del cielo». Así se encuentran los empresarios turísticos que dependen de la campaña del esquí en León. La fecha del inicio oficial de la temporada de nieve en Fuentes de Invierno y Valgrande-Pajares está fijada para el próximo jueves, 1 de diciembre. Había expectativas de llenar hoteles y casas rurales. «Tenemos muchas llamadas de posibles clientes que tienen ganas de coger los esquíes», afirma Luis Núñez de Asturcentral. «Pero no hay reservas, no hasta que no se confirme la apertura de las estaciones», completaba el presidente de la asociación de empresarios turísticos de la Montaña Central. La pregunta es clara: ¿se podrá abrir para esa jornada? Los directores de ambos equipamientos coinciden: «No se dan las condiciones necesarias porque no hay nieve suficiente para ello».

El todavía responsable de Valgrande-Pajares, Felipe García Pertierra, añade: «La cosa está complicada». Ha nevado, sí, pero no lo suficiente para que se pueda practicar el deporte blanco con todas las garantías de seguridad. En la actualidad, hay unos cuarenta centímetros de espesor. «Pero se trata de nieve sin pisar; en cuanto pasen las máquinas, se queda en mínimos».

Otro de los problemas es que tampoco se dan, por el momento, las circunstancias para la innivación artificial. «Estamos detectando que hay inversión térmica», un fenómeno que propicia que las zonas de altitud elevada registren mayores temperaturas que en zonas bajas y complica que la nieve se mantenga.

Por su parte, Jorge Fernández Fierro, responsable de Fuentes de Invierno, señala que hay zonas en las pistas «que se encuentra sin nieve». Coincide en señalar que la caídas hasta ahora pueden ser una «buena base» para cuando llegue un nuevo frente y más precipitaciones. Pero, por lo menos en el corto plazo, éstas no están previstas. «Ahora bien, esta situación puede cambiar en muy poco tiempo», completaba. A pesar de las malas previsiones iniciales, los empresarios de la comarca esperan que se pueda salvar el puente festivo de la Constitución, 5 y 6 de diciembre. Por lo pronto, los dos complejos invernales ya tienen casi todo preparado para el inicio de la temporada. En Valgrande hay ya más de medio centenar de operarios ultimando los preparativos de la apertura, mientras que Fuentes de Invierno -que cuenta con una gestión indirecta- suma sus primeros catorce operarios de la treintena con los que contará en la apertura.