Leonoticias

La Variante de Pajares: 10 años de trabajo, 3.000 millones de inversión y el 2018 como objetivo más próximo

Túneles de la Variante de Pajares.
Túneles de la Variante de Pajares.
  • Un gráfico repasa las fechas claves en torno a los trabajos de la Variante de Pajares, 24,6 kilómetros para unir León con Asturias a través de dos túneles

Unir León con Asturias con dos túneles de 24,6 kilómetros está exigiendo más de 3.000 millones y una paciencia de iguales proporciones. La variante de Pajares iba a funcionar en 2010, plazo «inamovible» para el ministro Francisco Álvarez-Cascos.

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero le superó luego en optimismo, planteando el estreno en 2009, fecha que su segundo ministro de Fomento, José Blanco, demoró para «finales de 2012». Más tarde Mariano Rajoy empeñó su palabra con 2014, promesa que su ministra Ana Pastor aplazó inicialmente a 2015 «si no hay problemas técnicos», y de la que ahora se descuelga rogando a las constructoras que «echen una mano» y «aligeren» para acabar «de una vez por todas».

La titular de Fomento alega que todos los contratos clave para acabar la variante están firmados. Lo repite desde 2014 y es verdad. Tanto como que desde entonces su departamento viene ampliando la fecha de entrega de la mayoría de esas encomiendas, suspendiendo otras, y entablando pulsos con las adjudicatarias para que asuman los cambios sin encarecer sus honorarios.

Años de obras y 3.000 millones de inversión para una infraestructura que acumula diez contratos suspendidos, rescindidos, desistidos o sin que los adjudicatarios reciban permiso para comenzar. A través de estegráfico se muestran los años que se lleva trabajando para establecer definitivamente su conexión frroviaria de Asturias con Madrid a su paso por León.

2018, nuevo horizonte

Todos ellos son imprescindibles para abrir unos macrotúneles capaces de reducir en 45 minutos el viaje ferroviario con la meseta. La ladera de Campomanes se ha convertido en el principal inconveniente geológico de la variante de Pajares. El terreno sigue deslizándose, al punto de haber roto una cuneta de guarda de hormigón, mientras las arcillas se ven agrietadas en varios puntos.

Precisamente, el último lastre para avanzar en esta obra se encuentra en la contención del terreno. Precisamente, el arreglo del último argayo sobre la variante de Pajares se alargará al menos hasta febrero de 2017. En cualquier caso, las condiciones de los contratos en vigor impiden que los trenes circulen antes de 2018.