Leonoticias

Villarejo de Órbigo impulsa las primeras becas de estudio del ayuntamiento a 100 escolares del municipio

  • Las pioneras ayudas económicas a los estudios promovidas por el ayuntamiento ya cuentan con un reparto provisional, según los criterios de justicia social por nivel de ingresos aprobados en las bases

Un total de 95 solicitudes de ayuda económica para otros tantos estudiantes del municipio leonés de Villarejo de Órbigo han sido aprobados por este ayuntamiento en lo que supone el primer reparto de este tipo de becas al estudio entre su población escolar.

El número inicial de solicitudes que se habían registrado en la apertura del nuevo curso escolar se había elevado a un total de 101 casos, y tan sólo cinco de ellos han sido inicialmente denegados por diversos incumplimientos de las bases aprobadas.

Unas bases para unas ayudas que jamás se habían impulsado en este municipio del Órbigo y que, además, primaban el reparto por criterios de verdadera justicia social, ya que tenía en cuenta no un reparto lineal de las cuantías económicas para las familias sino su nivel de renta, entre otros criterios objetivos.

El equipo de Gobierno que preside el alcalde Joaquín Llamas cumple así el compromiso adquirido el año pasado de ayudar a las familias de menos recursos a sufragar parte de los gastos en libros y material escolar, por valor de hasta 10.000 euros, beneficiando sin exclusión a todos los ciclos educativos, desde Infantil a Universitaria, pasando por Primaria, Secundaria, FP básica, Grado Medio o Superior.

Los importes máximos de la beca municipal se fijaron en 75 euros para Educación Infantil y Primaria, 100 euros para Secundaria obligatoria y 200 euros para el resto de estudios superiores, aunque siempre con el límite de que la ayuda nunca será superior al gasto que la familia acredite. Además, la comisión de valoración ha cumplido el compromiso de dar participación a representantes de los estudiantes, de las Ampas y de los centro escolares.

La resolución inicial ha sido publicada ya en diversos puntos, además de en la página web municipal y los beneficiarios disponen ahora de un plazo de 10 días hábiles para presentar alegaciones, plazo que finaliza el 30 de noviembre de este año, incluida esa fecha.

El alcalde, Joaquín Llamas, agradece la «extraordinaria acogida que ha tenido nuestro esfuerzo por intentar una política de verdadero apoyo social a nuestras familias, especialmente a las que disponen de menos oportunidades pero merecen las mismas». Un agradecimiento que extiende a toda la comunidad educativa por su participación y a las propias familias y alumnos y alumnas, porque «invertir en educación igual para todos es la mejor inversión de futuro que podemos hacer».