Leonoticias

Un vecino de Iruela se enfrenta a una pena de prisión y una multa de 25.000 euros por llevar a pastar su ganado a un terreno ajeno

  • El acusado, que hizo caso omiso a varios requerimientos, permitía el pasto de sus 150 cabezas de ganado de vacuno en terrenos propietarios de la Junta Vecinal de Iruela, que eleva a tres años la petición de cárcel

Un vecino de Iruela se enfrenta a una petición de prisión de entre 18 meses y tres años de prisión por un delito de hurto por el pasto de las 150 cabezas de ganado de vacuno en un terreno ajeno. Será juzgado el próximo 29 de noviembre a las 11.30 horas en el Juzgado de lo Penal nº2 de León.

Según las calificaciones previas, el ganado del acusado pastaba habitualmente en varios terrenos propietarios de la Junta Vecinal de esta localidad ubicada en el municipio del Ayuntamiento de Truchas y de un tercero, careciendo autorización para ello y haciendo caso omiso a los múltiples requerimientos que solicitaban que cesase su conducta.

El Ministerio Fiscal entiende que los hechos son constitutivos de un delito continuado de hurto y solicita una pena de 18 meses de prisión así como el pago a la junta vecinal de 25.420 euros en concepto de daños causados.

Por su parte, la acusación particular, ejercida por la junta vecinal de Iruela, recuerda que el acusado tuvo autorización para el pasto de su ganado en esos terrenos del 2005 al 2011, dejando a deber los dos últimos años, careciendo por tanto autorización para los siguientes años. Sin embargo, el acusado continuó haciendo uso de los terrenos por lo que eleva la petición hasta tres años de prisión con el pago de una indemnización de 74.763 euros.

La defensa niega los hechos y solicita la libre absolución de su cliente.

Temas