Leonoticias

Tradición entre castañas

  • Sahagún celebra este sábado un popular magosto berciano con las castañas asadas como epicentr y más actividades acompañando

La Federación de Centros de Iniciativas Turísticas de Castilla y León (Fecitcal), con el patrocinio de la Junta de Castilla y León y la colaboración del Ayuntamiento de Sahagún y los CIT de Santa Marina del Sil y Sahagún, organizan un magosto tradicional berciano en Sahagún este sábado.

La recreación del magosto, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional, lo ha llevado Fecitcal a las nueve capitales y algunas localidades importantes de la comunidad, como Medina de Rioseco, Ciudad Rodrigo o Astorga constituyendo en todas ellas un éxito rotundo. Sin embargo, fue en Madrid, donde se llevó a cabo en 2000, en la que logró congregar a miles de personas que colapsaron la Plaza Mayor y calles aledañas.

El Ayuntamiento de Sahagún colaborará con la infraestructura necesaria: suelo de arena, vallas de protección de la zona de hogueras, 500 kilos de leña seca o mesas. Desde las cuatro de la tarde, unos cuarenta miembros del CIT de Santa Marina del Sil estarán afanando en la preparación de las hogueras, tambores y castañas, lo que permitirá, entre las cinco y media y las seis, dar comienzo al magosto, para degustar las castañas asadas, que serán repartidas de manera gratuita a todas las personas que las demanden.

Ellos mismos se encargarán de la distribución en cucuruchos del millar de kilos, que se prevé que no se terminen antes de las 20:30 horas, hora en que finalizarán los actos. La degustación de castañas asadas será acompañada por vino de la comarca, que será ofrecido por el CIT de Sahagún.

Paralelamente a la preparación de las hogueras, dos bandas de gaiteros, de Bembibre y de la Virgen del Camino, llevarán a cabo un pasacalles por las calles de Sahagún. Luego, durante el reparto de castañas, tocarán piezas de música popular, algunas de las cuales servirá de soporte para las danzas del grupo 'Alegría berciana' de Ponferrada. Estos grupos se acercan a la cincuentena, lo que significa que, si sumamos a los encargados del magosto, van a ser casi cien personas las que se encarguen de llevar a cabo esta fiesta que ha convertido lo tradicional en turístico.