Leonoticias

Variante de Pajares.
Variante de Pajares.

Quince años de atasco ferroviario

  • La presencia de un nuevo interlocutor en el Ministerio de Fomento abre la esperanza de que se clarifiquen los principales proyectos

Hace justo ahora quince años, el 8 de noviembre de 2001, el exministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, encargaba la redacción del proyecto básico de la variante de Pajares al Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF). La realización de la obra para la línea de alta velocidad había sido incluida en el Plan Director de Infraestructuras del segundo gobierno de José María Aznar como una actuación de carácter prioritario. El 21 de febrero de 2003 el Consejo de Ministros daba luz verde a la contratación del proyecto definitivo y de la obra con un presupuesto de 1.085 millones de euros y un plazo de ejecución de cinco años. La primera dovela sería colocada un año después y desde entonces transcurrieron ya más de doce.

La primera dovela fue colocada el 11 de febrero de 2004 por los entonces ministros Francisco Álvarez-Cascos y Rodrigo Rato. Se han horadado los dos túneles, pero solo uno entrará en servicio, de momento. Las filtraciones de agua en los túneles, la inestabilidad de una ladera en Campomanes y, sobre todo, las dificultades económicas, han ralentizado el proyecto mucho más allá de los cinco años comprometidos para completar esos 25 kilómetros.

Ahora faltan un par de meses para que esa ladera quede firmemente estabilizada, pero hay nuevos problemas. Dragados no ha iniciado el previsto montaje de las vías en la variante, lo que ha hecho que el Ministerio de Fomento le haya dado un ultimátum. Y eso que la constructora ya realizó el acopio de las traviesas cerca de los túneles, con el peligro de deterioro que eso supone. Pero, aunque se desbloquee esa situación, aún queda mucho por hacer, como todo lo relacionado con los sistemas de ventilación (el estudio de detalle fue adjudicado el 23 de septiembre) y señalización, la instalación de la catenaria y, finalmente, la homologación de los túneles para que puedan entrar en funcionamiento. Todo ello hace que los técnicos consideren prácticamente imposible que la infraestructura pueda entrar en servicio el año que viene. Como muy pronto, habrá que esperar a 2018.

La preocupación por este asunto en Asturias es grande. Ayer mismo, el portavoz de IU en la Junta General del Principado, Gaspar Llamazares, pidió a la consejera de Infraestructuras, Belén Fernández, que reclame al ministro Íñigo de la Serna que «aclare la situación de la variante ferroviaria de Pajares y el calendario de ejecución de las obras pendientes». Y es que, sostiene, lo importante es que «se concreten los plazos».