Leonoticias

La Sección Sindical de Vestas denuncia la «intranquilidad y el temor» que están viviendo los trabajadores

Imagen de la fábrica en el polígono de Villadangos del Páramo.
Imagen de la fábrica en el polígono de Villadangos del Páramo.
  • En la fábrica se vienen produciendo un goteo de despidos «arbitrarios», también denuncian un ejercicio desproporcionado de la autoridad por parte de algunos supervisores de planta

Desde la Sección Sindical de la CGT de la factoría de Vestas de Villadangos del Páramo, han querido hacer pública la situación de «intranquilidad y temor» que están viviendo los trabajadores en esta factoría, en la que se viene produciendo un goteo de despidos «arbitrarios y un ejercicio desproporcionado de la autoridad por parte de algunos supervisores de planta».

De un tiempo a esta parte, según denuncia CGT «se están produciendo una serie de despidos improcedentes camuflados como disciplinarios por bajo rendimiento». Aseguran a su vez que la propia empresa ha reconocido la improcedencia en todos los casos en el acto de conciliación previo a la denuncia en el juzgado de los social.

La sección sindical critica que «no existen razones de producción, puesto que los 'refuerzos' provenientes de ETT siguen en sus puestos e incluso se producen nuevas incorporaciones».

Además, el responsable de la unidad productiva, ha sido denunciado ante el Comité de Empresa por sus «prácticas autoritarias y su dejación de funciones en lo relativo a la seguridad laboral, llegando incluso a negar el reconocimiento de un accidente laboral a uno de los trabajadores, sobrepasando de esta manera todos los límites legales, éticos y morales en materia de seguridad y salud laborales».

Ante estos hechos, el Comité de Empresa ha elevado las quejas de los trabajadores afectados a la Dirección, que hasta el momento respalda la gestión de los susodichos gerentes. Es por ello por lo que CGT hacen pública esta situación que «se torna insostenible con el paso del tiempo, con la esperanza de provocar una reacción por parte de la Dirección, para que tome cartas en el asunto antes de que se produzcan daños irreparables».