Leonoticias

Miño-Sil tratará de agilizar los permisos para desviar el caudal

  • Endesa sigue enrocada en su postura de desvinculación con el problema y desde el Ayuntamiento de Villablino tratarán de poner en marcha más «medidas de presión»

La Confederación Miño-Sil, Endesa y el Ayuntamiento de Villablino han mantenido este martes una reunión para buscar soluciones a las grietas en las casas de Rioscuro.

En ella, Miño-Sil, que en los días previos había puesto «muchas pegas», ha reconsiderado su postura y ha dado su palabra a los representantes municipales de que agilizará «todos los permisos» necesarios para que se arregle el problema.

Totalmente distinta ha sido la actitud de Endesa. La empresa eléctrica, poseedora del canal que está causando el problema, asegura que se «desvincula» totalmente del origen de esta situación. «Ellos aseguran que no tienen la culpa de nada y que van a colaborar no soltando agua», aseguran fuentes municipales.

La idea que han propuesto desde el Ayuntamiento es «desviar» el caudal del río para «poder ejecutar la obra en el puente casas». Además, Villablino tratará de poner en marcha «más medidas de presión a Endesa» y pedirá ayuda a Junta y Diputación para colaborar en estas posibles movilizaciones. «Hay que darse prisa, antes de que llegue el mal tiempo y las crecidas del caudal», reiteran.