Leonoticias

Un guiño al ayer

vídeo

El pizarro presidía las escuelas de antaño / A. Cubillas

  • El Valle de Valdeón celebra su tradicional Feria de los Picos que en su décimo cuarta edición rinde un homenaje a la escuela del medio rural y los juegos más tradicionales de la montaña leonesa

La rayuela, el castro, la bufa, la tángana, el rejo, la gochapeza o el tirapiedra, reyes en los patios de las escuelas del ayer, juegos tradicionales que hoy se han hecho presentes este sábado con motivo de la décimo cuarta Feria de los Picos del Valle de Valdeón.

Una nueva edición que ha querido hacer un guiño a la escuela de antaño, con los pupitres con el tintero de plomo, los pizarros para no perder nota de la lección, en un aula presidida por el mapa de la España de los años 50 y el retrato de Francisco Franco y en donde no faltaba la tradicional regla de madera con la que la profesora ponía a raya a los más traviesos.

Una cita con el recuerdo y la nostalgia que además ha permitido a los más pequeños del lugar reencontrase con las raíces de sus abuelos, disfrutando de una jornada en la que tampoco faltaron los talleres de artesania y pintura.

Una difusión para los maestros artesanos

El buen tiempo acompañó a esta feria que nuevamente ha congregado a cientos de personas que se han sumado a esta tradicional feria que nació con la vocación de apoyar la cultura y difundir el trabajo del artesano, donde la calidad y la precisión son innegables en cada obra de arte hecha con mimo y esmero de un gran maestro.

Una feria que, dejado atrás su origen ganadero, ha vuelto a ofrecer un amplio catálogo de productos a partir de diferentes oficios como la madera, el cero o el textil y de nuevo se volvió a convertir en el mejor escaparate de la gastronomía de Valdeón y sus alrededores.