Leonoticias

vídeo

Juan Martínez Majo, Jesús Encabo y Alfonso Arias. / Inés Santos

El Consejo de Cuentas alerta sobre la «relajación» en la rendición de tributos por parte de las Juntas Vecinales

  • La institución de la Comunidad pone el acento en que, para la correcta rendición de cuentas, serían necesarios 300 secretarios-interventores más en Castilla y León | El Consejo ofrece una jornada en el Instituto Leonés de la Cultura para concienciar a las entidades locales menores de la necesidad de estar al día

Asesorando sobre cómo hacerlo, pero sin olvidar una ligera reprimenda. El Consejo de Cuentas y la Diputación han celebrado una jornada informativa para explicar e impulsar la rendición de cuentas de las entidades menores.

No es, precisamente, un tema menor. Solo en Castilla y León se encuentran un total de 2.224 entidades de este tipo, o lo que es lo mismo, el 60 por ciento del total nacional. En el caso de León son de especial relevancia, ya que 1.232 pueblan el mapa de la provincia con 245.000 leoneses, lo que supone que casi la mitad de los leoneses están incorporados allí. Según apuntó el presidente del Consejo de Cuentas, Jesús Encabo, «la importancia del papel de estas unidades administrativas es clave en la gestión participativa y claramente democrática».

Los ecos del esfuerzo realizado en 2014 son cada vez más lejanos. En aquel ejercicio se consiguieron datos record, con la rendición de cuentas por parte del 97,9 por ciento de las entidades locales menores leonesas, o lo que es lo mismo, más del 99 por ciento si se habla de población.

Pero fruto de «cierta relajación», 2015 cerró con un 73,9 por ciento de entidades con las cuentas presentadas, un 24 por ciento menos que en 2015, hecho por el que desde el Consejo se muestran «seriamente preocupados». De hecho, este es el principal motivo para iniciar las jornadas en León, Burgos y Palencia, las provincias con más entidades locales menores.

También aprovechó Jesús Encabo para poner el foco sobre el «déficit» existente en cuanto a secretarios-interventores, fundamentales en la gestión de las cuentas para su posterior rendición.

El presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo no se perdió la cita, defendiendo que desde la institución provincial «hemos hecho un esfuerzo para que las Juntas Vecinales tengan cierta capacidad económica, con 6.000 euros para cada una. Todas van a realizar obras pero ahora también tienen que rendir cuentas, porque existe el peligro de extinción por no cumplir las obligaciones». A renglón seguido, declaró que «son pequeñas entidades que tienen poca capacidad, pero desde la administración se han contratado cuatro personas más para ayudarlas desde la Diputación, siendo ahora seis».

¿De qué se trata?

En cumplimiento del Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, en 2015 se aprobó una nueva regulación para el envío de información sobre los expedientes de contratación. Anualmente, y dentro de los dos primeros meses de cada ejercicio, deben remitirse las relaciones certificadas de los contratos formalizados en el ejercicio precedente, con exclusión de los contratos menores. En caso de no haberse celebrado ninguno, debe presentarse una certificación negativa. Posteriormente, en enero del presente año ha quedado regulada la remisión telemática al Consejo de Cuentas de los extractos de los expedientes de contratación. Dentro de los tres meses siguientes a la formalización de cada contrato, debe enviarse copia del documento de formalización acompañada del extracto del expediente.

Finalmente, la mencionada LARSAL modificó el artículo 218 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales para garantizar un control financiero y presupuestario más riguroso y una mayor transparencia de la información económico-financiera. Para lograr este objetivo, incorporó medidas dirigidas a fortalecer el papel de la función interventora de las entidades locales. La información a enviar anualmente se refiere al último ejercicio cerrado.