Leonoticias

Medio centenar de empresarios conocen las ayudas de acceso al internet por satélite en Almanza

  • Esta medida permitirá mejorar las conexiones al sector del turismo rural, según reconoce la directora general de Telecomunicaciones, María Victoria Seco, que presenta la línea de apoyo de la Junta

Más de medio centenar de empresarios de turismo rural han acudido este miércoles en Almanza a la convocatoria de la Dirección General de Comunicaciones, cuya directora Victoria Seco, acompañada del director general de Turismo, Javier Ramírez, ha dado a conocer los detalles de la línea de subvenciones promovida por la Junta para costear la instalación del acceso a internet por satélite en lugares en los que no es posible otro tipo de conexión.

La convocatoria se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León el pasado 27 de julio y puede ser solicitada por personas físicas que hayan contratado un servicio de conexión a Internet por medio de satélite entre el 9 de junio de 2015 y el 31 de octubre de 2016. Su objetivo es evitar que el usuario tenga que asumir el coste del equipamiento que se necesita instalar para disponer de servicio y que puede suponer un desembolso cercano a los 400 euros.

La subvención podrá ser solicitada por ciudadanos españoles, europeos e incluso no comunitarios que tengan residencia legal en España. Esta ayuda será aplicable a servicios de satélite capaces de proporcionar al menos de 6 Mbps en sentido de red a usuario que se encuentren instalados dentro del territorio de Castilla y León, sin que sea necesario estar empadronado en el lugar en que se haya puesto la instalación.

Seco comentó que en la actualidad este servicio vía satélite ofrece unas prestaciones «muy dignas», con velocidades de subida y bajada aceptables para un negocio, que comenzaron con tres y seis megas y han avanzado hasta los 30. Incluso es previsible que el año que viene se pueda llegar a los 100 megas, a partir de 30 euros.

No hay prácticamente ningún lugar al que no pueda llegar una conexión satelital. Si se dispone de una ubicación (fachada, tejado o patio) en la que se pueda ver el cielo en dirección al sur, es prácticamente seguro que se pueda disponer de servicio con esa tecnología. Esa misma facilidad para encontrar un lugar en el que colocar la antena hace que se pueda colocar en lugares que no estén a simple vista, en caso de que se desee disimular su presencia.