Leonoticias

León registra cerca de 200 denuncias al año de desapariciones y mantiene una decena 'abiertas' desde 1988

La mayoría de las desapariciones que se registran en la provincia son menores.
La mayoría de las desapariciones que se registran en la provincia son menores.
  • El perfil de la mayoría de los casos registrados por la Guardia Civil afectan a menores de edad y personas mayores con problemas de demencia en la época estival

Los casos más mediáticos de desapariciones son los que despiertan la curiosidad de la sociedad, pero la provincia de León registra entre 40 y 50 denuncias al año de personas desaparecidas. Según los datos registrados por la Guardia Civil, la mayoría de las ausencias se corresponden con menores y en época estival. A esa cifra se suman otros 140 casos abiertos por denuncias en la Policía Nacional.

Las estadísticas reflejan que en la mayoría de los casos que se dan en la provincia los menores que abandonan el hogar sin previo aviso lo hacen por «alguna discusión en el seno de la familia o porque una relación sentimental les incita a ello». En este segundo caso, se puede considerar un secuestro si hay una incitación a que el menor abandone el hogar.

Otro de los grupos que protagoniza las desapariciones registradas en la provincia viene dado por las personas mayores, que por alguna enfermedad, no son capaces de volver a su casa o residencia. «Puede ser por algún tipo de demencia y que se desorienten o por una enfermedad repentina como un ictus o un infarto», explican desde la Unidad Policial Judicial de la Guardia Civil.

Casos abiertos

En estos momentos, la Unidad Policial Judicial de la Guardia Civil mantiene ocho casos abiertos en los que, al menos, una vez al año vuelven a trabajar sin descanso. «Cuando pasan 10 años desde la desaparición o desde la última noticia que se tiene de esa persona se le considera fallecido, a efectos administrativos». En los casos de personas que tienen una edad superior a los 75 años se esperarán cinco años para considerar la defunción.

A pesar de que no tengan novedades, desde la Guardia Civil no abandonan los casos. Por esto motivo, hace unos meses se han hecho gestiones sobre una desaparición registrada en 1988, la más larga que se mantiene abierta en la provincia. Los ocho casos en los que este departamento sigue trabajando se produjeron entre 1988 y 2012 y a pesar de que muchos han sido considerados fallecidos la Guardia Civil no cesa en su trabajo.

El mito de las 24 horas

Desde la Unidad Policial Judicial de la Guardia Civil se pide que no se esperen 24 horas para denunciar la desaparición de un familiar o conocido. «Es un tiempo muy importante», explican, «en cuanto se note la falta se debe denunciar».

Las 24 horas, fuera de ser un mito de las películas, son claves para la investigación. En los primeros momentos se buscan los indicios de la desaparición y es el momento de investigar medios técnicos, como pueden ser las cámaras de seguridad de algunos locales. «Algunas cintas de seguridad se graban encima cada 24 horas, por lo que el tiempo juega en nuestra contra».

La importancia de la denuncia

Para que se active el protocolo de búsqueda es imprescindible que haya una denuncia y, en muchos casos, la familia no lo considera importante. En un caso aquí en la provincia, «la familia vino a denunciar la desaparición de un hijo para poder participar en el programa de Paco Lobatón», ya que en el conocido espacio televisivo exigían una denuncia para realizar la investigación.