Leonoticias

Un sacerdote leonés despierta pasiones en La Palma

Ruben García, durante la celebración de una comunición.
Ruben García, durante la celebración de una comunición.

Un sacerdote leonés despierta pasiones en la Isla de La Palma. Los vecinos de Garafía han iniciado una recogida de firmas para evitar el trasladado de parroquia de su párroco, el leonés Rubén Gallego del Pozo.

Un traslado que viene motivado por los nuevos nombramientos pastorales del Obispado y que no han gustado nada a los feligreses de este pequeño municipio que han mostrado su rechazo iniciando una recogida de firmas en la plataforma change.org.

En su petición recuerdan que Rubén, natural de la localidad leonesa de San Pedro de los Oteros (Matadeón) lleva siendo el sacerdote de Garafía durante dos años en los que “ha combinado a la perfección sacarle una sonrisa a nuestros mayores y disfrutar con nuestros jóvenes, a la misma vez que colabora con todos los actos que se organizan en el municipio, sin dejar atrás sus responsabilidades como cura”.

En su escrito además recuerda que sí “también sale con los chicos del pueblo, lo que puede parecer una locura es una verdadera obra de bondad dado que las madres de los niños se muestran más tranquilas porque están bajo la responsabilidad de un adulto que no bebe”.

Es más, aseguran que es una persona divertida y muy cercan que “ha conquistado nuestros corazones y no queremos que nos lo quiten. Él es feliz con nosotros y nosotros con él. Ha conseguido que seamos un poquito más felices. Es injusto que nos lo quieran llevar y “si esa es la voluntad de Dios, injusta también es”.

Una petición que ha movilizado tanto a vecinos como al Ayuntamiento, que también ha mostrado el rechazo a su traslado a través de diferentes redes sociales, y que ya lleva recogida más de 600 firmas.

Un párroco que despierta el cariño allá por pasa. Bien lo saben los vecinos de Posada de Valdeón y Oseja de Sajambre, su último destino en la provincial de León, que también lamentaron su marcha.