Leonoticias

El varón hallado sin vida en el CTR tenía heridas compatibles con un atropello

El cadáver hallado en el CTR de San Román tenía heridas compatibles con un atropello
  • El cuerpo presentaba heridas en la parte derecha dle cuerpo que podrían coincidir con una atropello aunque por el momento se mantiene abiertas todas las líneas de investigación | El varón era de nacionalidad belga y tenía 42 años

Nuevos y relevadores datos en torno al cadáver hallado en la tarde de este viernes en el interior del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de San Román de la Vega. Según han confirmado fuentes oficiales a este diario, el acuerpo del varón presentaba heridas en la parte derecha del cuerpo que podrían coincidir con un atropello.

Esa información coincidiría con la aportada por la Subdelegación del Gobierno de León que aseguró que, conforme a los resultados de la autopsia practicada este sábado en el Anatómico Forense de Ponferrada, el varón “no murió por causas naturales”.

Asimismo, la desde la Subdelegación del Gobierno han señalado que se trata de un varón de nacionalidad belga, que responde a las iniciales J.C. y que tenía 42 años de edad, a pesar de que inicialmente se apuntó que se trataba de un varón de unos 50 y 60 años de edad.

A pesar de estas primeras conclusiones, la Policía Judicial mantiene abierta todas las líneas de investigación posibles e hipótesis para intentar esclarecer los hechos y las causas del fallecimiento.

El hallazgo

Inicialmente el cuerpo fue confundido «con un muñeco» y no fue hasta ver restos de sangre en la nariz cuando el operario dio la voz de alarma. Hasta el lugar, se desplazaron varios efectivos de la Guardia Civil que paralizaron la actividad para iniciar la investigación in-situ.

Finalmente, pasadas las 18:00 horas efectivos del Instituto de Medicina Legal trasladaron el cuerpo al Anatómico Forense de Ponferrada donde este sábado se le ha practicado la autopsia. Inicialmente, desde Subdelegación del Gobierno ya se apuntaba que el cuerpo presentaba algún signo de violencia.

En aquel momento, la investigación no descartaba ninguna posibilidad, incluido el hecho de que pudieran haber sido provocados por el propio traslado hasta las instalaciones del CTR. Ahora se confirma que el varón no falleció por causas naturales.