La alumna del leonés Sara Susperregui se alza con la segunda posición del prestigioso certamen «Canguro Matemático»

Sara Susperregui, junto a los responsables del centro.

Más de 15.000 alumnos de toda España participan cada año en el concurso, que reúne a más de siete millones de estudiantes del mundo compitiendo a través de divertidas e interesantes pruebas de cálculo

LEONOTICIASLeón

Sara Susperregui Díez, alumna de 2º de ESO del Colegio Leonés, se llevó la sorpresa de su vida la pasada semana, cuando le comunicaron los resultados de su participación en el famoso certamen internacional «Canguro Matemático». ¡Había quedado en segunda posición nacional, por delante de más de 5000 alumnos de su edad de todo el país! «La verdad es que no me lo esperaba en absoluto; la prueba me salió muy bien y acabé muy contenta, pero no me podía imaginar que quedaría en la segunda posición. Estoy muy contenta y orgullosa», dice Sara.

El certamen, organizado por la asociación castellano-leonesa del canguro matemático europeo, se celebró el pasado 17 de marzo dentro de la convocatoria internacional que organiza la asociación K.S.F. (canguro sin fronteras). El concurso tiene como objeto que cada alumno se plantee un reto consigo mismo y con los demás mediante el uso de la lógica matemática.

Sara ya había logrado una gran posición en la prueba de 2016 -11ª de España- pero este año el resultado obtenido ha superado sus expectativas.

«La prueba duró 1 hora y cuarto, y sobre todo consistió en ejercicios de razonamiento matemático. Los premios son lo de menos, aunque obviemante me ha hecho mucha ilusión el montón d cosas que he conseguido: un cheque-regalo, una mochila, una placa- trofeo… Pero si me tuviese que quedar con algo, sería sin duda con la satisfacción personal de obtener la segunda posición nacional», subraya la alumna.

Sara lleva en los genes la matemática, especialmente por vía paterna. «Mi padre da clase en la Universidad de León de matemáticas, y es un gran apoyo para mí» cuenta con orgullo y una sonrisa. «Aunque debo decir que nunca me ayuda con los deberes de mates, los hago yo sola; es una especie de pacto que tenemos entre los dos».

Sara ya piensa en el próximo curso y se plantea repetir la experiencia y volver a presentarse a la prueba. «Va a ser un verdadero reto, puesto que el nivel de 3º de ESO sube muchísimo y es más difícil… Pero me motiva precisamente por eso. El Canguro Matemático es súper divertido porque me ayuda superar mis límites de una forma entretenida y usando la lógica; es una experiencia que le recomiendo a todo el mundo. Además, desde el cole siempre nos están animando a participar en este tipo de iniciativas, y hacerlo junto a mis compañeros es muy divertido», dice con una sonrisa.

Fotos