Leonoticias

Más de 50 años formando a los profesionales del futuro

video

/ Estatua de la entrada realizada en el 50 aniversario del centro.

  • El centro de Formación Profesional 'Virgen del Buen Suceso' en La Robla imparte una educación de calidad en la que la práctica es una parte esencial del curriculo educativo | La escuela imparte cuatro ciclos formativos que y se diferencia por su oferta y su profesionalidad

La Escuela de Formación Profesional ‘Virgen del Buen Suceso’ nace hace más de 50 años en La Robla, como consecuencia del desarrollo industrial sufrido por la zona y la necesidad de formar técnicamente a los futuros trabajadores.

Aulas, talleres especializados, zona de ocio y salón de actos forman parte de unas instalaciones que han dado cabida a muchos alumnos que han tomado este centro como referencia para su formación.

Hace 16 años la escuela comenzó una nueva etapa, pasando a ser parte de la Fundación de la Hullera Vasco Leonesa. El nuevo equipo de trabajo que se hizo cargo de la Virgen del Buen Suceso tomó como principal labor la educación con una visión de futuro y eso se ve reflejado en la plantilla de los profesores.

El centro imparte estudios de diferente índole como: soldadura y calderería, electricidad, informática y construcciones metálicas, mostrando así su variedad y abriendo la oferta a más de un sector, todo ello con una forma de trabajo clave.

Uno de los ciclos es de sistemas microinformáticos y redes, en el cual los alumnos aprenden a instalar y mantener servicios de redes, equipos y sistemas informáticos en diferentes entornos, aplicaciones ofimáticas y corporativas y servicios de Internet.

También cuentan con estudios de instalaciones eléctricas y automáticas, en los que los alumnos desarrollan capacidades para construir, explotar y mantener líneas e instalaciones de distribución de energía eléctrica. A su vez, realizan prácticas de construcción de equipos electrotécnicos de distribución, así como para la protección y control de máquinas eléctricas y su mantenimiento preventivo.

Pero los ciclos más demandados son de Soldadura y calderería y el grado superior en Construcciones metálicas.

Parte de las esculturas que decoran el centro, y dan la bienvenida a los visitantes han sido realizadas por los propios alumnos de soldadura. Los cuales aprenden a realizar las operaciones de fabricación, montaje y reparación de elementos de construcciones metálicas, tanto fijas como móviles, en condiciones de seguridad.

Estos dos grados son una de las ofertas educativas más potentes del centro y gracias al trabajo de los profesores el porcentaje de alumnos que finaliza la formación y consigue un empleo ronda el 80%.

Un centro en el que todo el equipo de profesionales trabajan día a día para formar a los mejores expertos de cada campo con las ultimas tecnologías y unas instalaciones optimas para el crecimiento y el desarrollo de los escolares.