Zapatero exige un compromiso «activo» para abrir «una ventana de oportunidad» a las personas con discapacidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero./Rubén Cacho
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. / Rubén Cacho

El ex presidente del Gobierno posiciona la contratación administrativa como una «nueva dimenssión» que será «un nuevo pilar» del Estado social y democrático de derecho

ICALLeón

El ex presidente del Gobierno y presidente del Foro de la Contratación Socialmente Responsable, José Luis Rodríguez Zapatero, exigió hoy un compromiso «activo» de todos los sectores públicos y privados para poder abrir «una gran ventana de oportunidad» para las personas con discapacidad. A juicio de Rodríguez Zapatero, que participó en la inauguración de la jornada ‘Oportunidades de Responsabilidad Social en la Ley de Contratos del Sector Público (LCSP)’ celebrada en Valladolid, la contratación administrativa está convirtiéndose en «una nueva dimensión» del estado social que ha pasado a ser «un nuevo pilar» del Estado social y democrático de derecho.

Rodríguez Zapatero recordó que hace no demasiados años se percibía la posibilidad de cambio de la contratación administrativa y pública, pero ahora se está empezando «una nueva dimensión» que se está convirtiendo en «un nuevo pilar del Estado social y democrático de derecho», algo que a su juicio «dice mucho a favor de la democracia» a pesar de los «zarandeos» a los que se encuentra sometida.

En el arranque de esta «nueva dimensión», Rodríguez Zapatero consideró que habría que aplicar «un compromiso muy activo» de los sectores públicos y privados, en especial en un momento en el que la economía colaborativa es un concepto «de moda» y que constituye un campo «extraordinariamente innovador y enriquecedor», declaró. «Hagamos que la gestión pública sea colaborativa» porque las sinergias «producen los mejores resultados», y auguró que los países y las empresas con mayor cohesión social y mayor sostenibilidad medioambiental serán «los que transmitan más eficiencia y calidad y más innovación en el futuro inmediato».

Para el ex presidente del Gobierno, la cohesión social y la sostenibilidad serán «los dos grandes motores» de la etapa de progreso actual, y por ello abogó por que el compromiso social se sitúe «en todas las facetas de la vida colectiva» en un momento en el que se está abriendo «una gran ventana de oportunidad para las personas con discapacidad» o en riesgo de exclusión «por diversas razones» que hasta hace no demasiado tiempo no pensaban en disponer de una oportunidad de empleabilidad.

«Un país es un proyecto de solidaridad, y lo que da más prestigio a un país no es ser una gran potencia, sino tratar mejor a los que más dificultades tienen», explicó Rodríguez Zapatero, quien al hacer alusión a la nueva Ley de Contratos del Sector Público, puso en valor el consenso alcanzado por los diferentes grupos parlamentarios, lo que otorga a esta norma «una gran fortaleza» para que su aplicación en Comunidades, en la Administración del Estado y en los ayuntamientos tenga una aplicación «eficaz y urgente».

«Es un proyecto de nueva dimensión social que toca las entrañas de lo más necesario de nuestras políticas públicas» así como «lo más necesario» después de la «dura» crisis que se ha sufrido en España, además de que supone «la inclusión de quienes quedaron excluidos, algunos de forma histórica y otros más excluidos», sentenció Zapatero. La dignificación del trabajo es consustancial a un estado democrático, y la conciliación es la dignidad del trabajo y las posibilidades de trabajo», dijo.

Por todo ello, Rodríguez Zapatero abogó por la construcción de un sistema público para la conciliación. «Hemos logrado un sistema público de pensiones poderoso, tenemos un sistema público sanitario ejemplar y que no tiene comparación en el mundo, y un sistema educativo que garantiza el acceso a la educación, y se está empezando a construir el sistema de dependencia», explicó el ex presidente del Gobierno, quien también estimó la necesidad de poner en marcha dos sistemas más como son las instituciones laborales de conciliación y de mejora del trabajo, así como un sistema frente a la exclusión social en momentos de crisis.

Rodríguez Zapatero consideró que España no puede permitirse tener «reservas» en una exclusión «severa» como la actual, algo que estimó que no es tanto problema de voluntad política como de «modelo y sistema político», por lo que envió un mensaje de estímulo. «Estamos en un proceso abierto, tenemos aquí una nueva dimensión del Estado social y los primeros pasos para una sociedad más cohesionada, con más igualdad de oportunidades y de género» y que incidió en que se trata de pasos «irrenunciables» por los que «merece la pena luchar».

Por último, el expresidente aludió levemente a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que no entró a valorar, pero que sí recordó como «sobresalientes» en Castilla y León durante sus años de Gobierno, en especial en materia de inversiones. Recordó que el 40 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) corresponde al gasto público, de lo que más de la mitad se destina a gasto social, y la otra gran partida es la contratación pública, que supone el 20 por ciento del PIB. «Si a esa contratación pública le incorporamos el contenido social y la empleabilidad, estaremos convirtiendo la contratación pública en una economía colaborativa y social», finalizó.

Contenido Patrocinado

Fotos