Las ventas minoristas repuntan un 2,2% en septiembre en Castilla y León, al igual que en el conjunto del país

Las ventas minoristas repuntan un 2,2% en septiembre en Castilla y León, al igual que en el conjunto del país

El incremento fue generalizado en todas las autonomías, con Aragón y Navarra a la cabeza

ICAL

Las ventas de comercio al por menor repuntaron en Castilla y León un 2,2 por ciento en septiembre sobre el mismo mes de hace un año, dentro de la tónica general del país, donde las transacciones crecieron otro 2,2 por ciento, según los datos publicados este viernes en la Encuesta de Índices de Comercio al por Menor el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El incremento fue generalizado en todas las autonomías. Las que registraron mayores incrementos fueron Aragón, con un 5,4 por ciento; la Comunidad Foral de Navarra, con un 4,4 por ciento, y Canarias, con un 4,1 por ciento. En el polo opuesto se encontraron Castilla-La Mancha, con un ligero crecimiento del 0,5 por ciento, junto a Cataluña y Galicia, con sendas subidas del 1,1 por ciento.

El incremento de las ventas tuvo su reflejo en el empleo generado por el sector. En el caso concreto de Castilla y León, la autonomía elevó la ocupación en un uno por ciento, en este caso por debajo de la media de España, que cerró el dato con un 1,6 por ciento. De nuevo, Canarias fue de las autonomías más activas, al liderar la tabla con una subida del 4,5 por ciento. Le siguieron Baleares, con un 3,3 por ciento, y la Región de Murcia, con un 2,9 por ciento. En este caso, Cantabria fue la comunidad con menor incremento en tasa anual, con un 0,4 por ciento. Después, se encontraron Castilla-La Mancha, con un 0,5 por ciento, y Cataluña, con un 0,8.

Si se analizan las ventas por tipos de productos en el conjunto del país, se observa que en las estaciones de servicio cayeron un 0,9 por ciento, mientras que las de alimentación se elevaron un 3,4 por ciento y el resto, un dos por ciento. En este caso, las ventas de bienes de equipo personal subieron un 6,4 por ciento, y las del hogar, un 2,8 por ciento, mientras que el grupo de otros bienes vio caer las transacciones en un 0,2 por ciento.

Por modos de distribución, las pequeñas empresas vieron caer sus ventas en un 0,3 por ciento, al igual que las pequeñas cadenas, en el mismo porcentaje. Si bien, las granes cadenas y las grandes superficies lograron incrementar sus ventas en un 5,6 y un 3,6 por ciento, en cada caso.

Fotos