Las ventas de coches híbridos y eléctricos en Castilla y León crece un 82,5% hasta julio

Placa fotovoltaica para los centros de recarga del vehículo eléctrico.
Placa fotovoltaica para los centros de recarga del vehículo eléctrico. / Miriam Chacón

Castilla y León registra en el primer semestre del año 33 matriculaciones de vehículos enchufables frente a las 847 de turismos que combinan la tecnología verde con los motores de combustión

R. TRAVESÍ

Las ventas de turismos y todo terreno híbridos y eléctricos en Castilla y León crecieron un 82,5 por ciento en el primer semestre del año, respecto al mismo periodo de 2016, hasta las 880. Pese a ese incremento, las matriculaciones de este tipo de vehículos impulsados por energías verdes solo suponen el 4,8 por ciento del total del mercado de la Comunidad en lo que va de año.

Los esfuerzos de las administraciones y de las marcas para fomentar este tipo de energía alternativa parece que calan pero muy poco a poco. No en vano, la cuota de mercado de los vehículos eléctricos e híbridos en Castilla y León significaba el uno por ciento en 2013. La tasa del mercado regional entre enero y junio de este año está ligeramente por encima de la media nacional, situada en el 4,4 por ciento.

El mercado de turismos y todo terrenos híbridos en la Comunidad acumuló 847 matriculaciones en el primer semestre del año frente a las 442 contabilizadas de 2016, lo que supuso una subida del 91,3 por ciento. Es un porcentaje dos puntos inferior a la media nacional. Y es que todas las regiones experimentaron incrementos de las ventas de los híbridos, destacando Madrid con 9.035 ventas y un aumento del 108 por ciento. Precisamente, la Comunidad de Madrid concentró una de cada tres matriculaciones realizadas en España entre enero y julio.

Las bajas cifras de consumo son, sin duda, el principal atractivo para la adquisición de estos vehículos, además de ser coches más limpios con el medio ambiente al reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2). La tecnología híbrida es la más desarrollada hasta la fecha al utilizar dos sistemas de almacenamiento de energía y dos motores que propulsan el automóvil. La más habitual es la que combina la gasolina o el diésel (motor de combustión) y lo eléctrico (que acumula la energía cinética del coche en unas baterías).

De esta manera, hay un ahorro considerable de combustible, sobre todo a bajas velocidades en los tramos urbanos en que es posible recurrir a las baterías, que compensa el desembolso inicial puesto que hablamos de coches más caros que uno tradicional.

Renault y Nissan

Frente a la buena acogida de los híbridos, las matriculaciones de turismos totalmente eléctricos son aún testimoniales. Castilla y León registró 33 ventas hasta junio frente a las 40 del año pasado, con un 17,5 por ciento menos. En cambio, en España hubo un crecimiento del 37 por ciento, hasta las 2.488. Si en la tecnología híbrida, Toyota lidera las ventas con el 73 por ciento de los vehículos vendidos, Renault y Nissan están a la cabeza en los automóviles totalmente eléctricos, con los modelos ZOE y el Kangoo en la marca del rombo y el Leaf y el NV 200 en la japonesa.

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) facilitó esta semana los datos de las matriculaciones de vehículos híbridos y eléctricos, que coincidieron con el anuncio a bombo y platillo de la marca Volvo, propiedad de la china Geely, de que todos sus coches tendrán propulsión eléctrica a partir de 2019. Además, el Gobierno francés presentó el 'Plan Clima' que, entre otras medidas, pondrá fin a la venta de los turismos de gasóleo y gasolina antes de 2040.

Ayudas públicas

Anfac apunta que, aunque las ventas de este tipo de vehículos son cada vez mayores, su volumen sobre el total del parque móvil es todavía muy bajo. De ahí, la demanda de establecer iniciativas que favorezcan su adquisición y uso que pasan, por ejemplo, por medidas de apoyo para la ampliación de la red de infraestructuras de recarga, ya que es “esencial” para lograr una mayor presencia de este tipo de tecnología en el mercado.

El informe anual de la patronal recogía que uno de los retos de la industria del automóvil es, de cara a 2020, alcanzar una cuota del 10 por ciento de vehículos alternativos, lo que obligaría a multiplicar por cuatro la tasa del año pasado. En Noruega, el 28 por ciento del parque automovilístico está formado por eléctricos puro o híbridos enchufables.

Fotos