La venta por Internet y los puntos limpios: problemas del reciclaje

Jornadas Ecolec en la redacción de El Norte de Castilla. / Gabriel Villamil

Los representantes de los agentes que intervienen en el proceso consideran primordial la concienciación ciudadana

ÁLVARO GÓMEZValladolid

La hemeroteca de El Norte de Castilla ha acogido esta mañana una mesa redonda con varios protagonistas del tratamiento de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Representantes de plantas gestoras de los propios residuos, de las tiendas que venden electrodomésticos, de la Junta de Castilla y León y de ECOLEC, Fundación sin ánimo de lucro que colabora con el resto de agentes para mejorar esta gestión de los aparatos.

Además ha contado con la presencia de Juan Carlos Suárez-Quiñones, consejero de Fomento y Medio Ambiente, que ha destacado el crecimiento exponencial en las ventas de productos eléctricos y electrónicos, así como la presencia de elementos en ellos que pueden resultar peligrosos para el entorno.

Por ello, desde la Unión Europea y el propio Gobierno español se legisla desde hace años para tener un control total sobre la trazabilidad de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Así, una de las medidas es la obligatoriedad de las tiendas que vendan un gran electrodoméstico de recoger otro si el cliente así lo desea, asegurando las condiciones necesarias en el traslado a una planta gestora. Una de las principales denuncias de los participantes en la mesa ha sido que las ventas por web no tienen esta obligación, por lo que consideran que compiten de manera desleal.

Hasta 30 o 40 euros han indicado que aumentarían los precios de los electrodomésticos vendidos vía web si también estuvieran obligados al transporte del aparato viejo, pues tendrían que hacer un gasto mayor en transporte y sueldo de operarios. Elena Junco, Jefe de Servicio de Residuos y Suelos Contaminados de la Junta, reconoció el problema e indicó que tiene una solución «complicada».

Respecto a los puntos limpios, los representantes de las empresas gestoras de residuos indicaron que los productos que les llegan desde estos lugares están «canibalizados» porque han sido desvalijados. Incluso indicaron que en ocasiones les cuesta dinero tratar los aparatos recibidos de los puntos limpios, todo lo contrario que los que llegan desde la distribución.

Los asistentes a la mesa redonda han coincidido en la labor fundamental de los ciudadanos a la hora de entregar sus electrodomésticos a las tiendas para poder reciclar esos residuos. Por ello, han destacado la importancia de las campañas informativas llevadas a cabo en colegios o las propias tiendas y han agradecido a El Norte de Castilla la celebración de encuentros como este.

Fotos