Tudanca afirma que la Junta «no ha entendido nada» tras el «clamor» de la movilización por la sanidad pública

Tudanca, durante su visita. /J.L.Leal
Tudanca, durante su visita. / J.L.Leal

El secretario general del PSCyL visita en Moraleja del Vino (Zamora) las instalaciones de la cooperativa Cobadú

ICAL

El secretario general del Partido Socialista de Castilla y León, Luis Tudanca, consideró hoy que la Junta “no ha entendido nada” o “no quiere escuchar” tras el “clamor de toda la Comunidad autónoma”, reflejado en la manifestación del pasado sábado en Valladolid en defensa de la sanidad pública. “No han entendido nada porque, dos días después, un centro de salud de referencia como el de Puebla de Sanabria (Zamora) se queda sin médicos, una vez más, por la mala planificación de la Junta. Es inconcebible”, criticó.

“Si queremos luchar contra la despoblación, hay que tener buenos servicios públicos. No podemos mejorar el territorio y parar la sangría poblacional si no tenemos una buena sanidad. El sábado oímos el clamor de toda Castilla y León frente a una gestión sanitaria que es un absoluto desastre y sume en el caos a la sanidad pública”, reiteró.

Igualmente, Tudanca se hizo eco de la denuncia realizada por UGT por la “mala utilización” de la bolsa de empleo de enfermería. “Es que es una detrás de otra. No puede ser. Alguien, en algún momento, tiene que reaccionar en la Junta de Castilla y León y darse cuenta de que por este camino no podemos seguir. Se están cargando la sanidad pública”, denunció. “Ayer conocíamos que el señor consejero se manda cartas a sí mismo defendiendo su propia gestión. Ya está bien. ¿Qué más tiene que pasar para que se cambie la política sanitaria?”, preguntó.

En este contexto, el secretario general del PSCyL criticó a Antonio María Sáez por “obligar a firmar una carta que ha escrito él mismo a los jefes de servicio nombrados a dedo por él mismo y a los que reparte gratificaciones extraordinarias a dedo” y apostilló: “Tal número de despropósitos merece una reacción por el bien de los castellanos y leoneses. Estamos hablando de la salud, no de cualquier cosa. Espero una reacción y que por fin el clamor del sábado llegue a lo oídos de quienes tienen que tomar las decisiones en Castilla y León”.

Tudanca hizo todas estas declaraciones en la Cooperativa Bajo Duero, en el término municipal de Moraleja del Vino (Zamora), dentro del plan de trabajo que desarrolla por la Comunidad. En la visita estuvo acompañado por el secretario general del PSOE de Zamora, Antidio Fagúndez; la secretaria de Organización del PSCyL, Ana Sánchez; la diputada nacional Mar Rominguera y el procurador en las Cortes, José Ignacio Martín Benito, entre otros cargos institucionales.

Al respecto, Fagúndez definió a Cobadú como el “buque insignia” de la provincia, la “joya de la corona”, tras más de 35 años de trabajo por el sector primario. “Trabajan por completar todo el proceso productivo del mundo de la agricultura con la fase de comercialización. Todo ese engranaje queda dentro de nuestra provincia, generando riqueza, fijando población y creando empleo, que es el modelo que necesita Castilla y León”, agregó.

Además de agradecer la visita a las instalaciones de la cooperativa, Luis Tudanca aseguro que “no se puede entender el campo en Castilla y León” sin Cobadú. “Tenéis el mérito añadido de, en una campaña muy mala, con una sequía histórica y dramática, un sector del campo que ha sostenido la actividad económica, la creación de empleo y la fijación de población en el medio rural durante los duros años de crisis económica, tendríamos que devolverle al campo algo de lo mucho que ha aportado a Castilla y León”, señaló.

En este sentido, valoró los 14.000 socios y clientes con los que cuenta la cooperativa, que es un “símbolo” del campo en Castilla y León y que precisa, “además de premios y reconocimientos, toda la ayuda” de las instituciones públicas. “Sois una referencia en cuanto a gestión y si fuerais una gran multinacional, probablemente habríais recibido más reconocimiento y ayuda porque no hay empresa con tanta trascendencia en un sector tan esencial como el primario”, dijo. Por ello, “en este año de durísima sequía” pidió que se respalde al sector con un fondo extraordinario de 50 millones de euros para una situación que, desgraciadamente, va a seguir”.

Por último, el máximo responsable de los socialistas de Castilla y León expresó su deseo de que Cobadú “siga creciendo y trabajando de forma tan solvente muchos años más” y apostilló: “Hablamos mucho de industrialización y sabemos que sin el sector primario Castilla y León no podría crecer. Sois los cimientos de la población, del territorio y del crecimiento económico”.

Contenido Patrocinado

Fotos