El transporte compartido entre escolares y viajeros llegará el próximo curso a 2.500 localidades de Castilla y León

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, participa en un Desayuno Informativo de la Agencia Ical./Miriam Chacón
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, participa en un Desayuno Informativo de la Agencia Ical. / Miriam Chacón

Suárez-Quiñones espera que un acuerdo en Ordenación del Territorio despeje el camino al nuevo modelo de transporte que arrancará con la ley y el mapa de servicios tras una experiencia piloto en Bembibre en 2013

LEONOTICIAS

El transporte de uso compartido entre escolares y el resto de viajeros dará un gran paso el próximo curso en su despliegue por el medio rural de Castilla y León. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente prevé poner en marcha 342 nuevas rutas a partir de septiembre, que se sumarán a las 460 existentes y que atienden a 1.548 localidades. De esta forma, llegarán a 1.000 poblaciones más, con un total de 2.500 pueblos de la Comunidad.

Esta iniciativa alcanzará las 802 rutas de transporte mixto en el curso 2017-2018, con lo que el 50 por ciento de las líneas se encontrarán ya integradas mediante esta fórmula que se puso en marcha como experiencia piloto en 2013 en la zona de Bembibre (León) y Turégano (Segovia), según explicó durante el transcurso de ‘Los desayunos de Ical’ el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien destacó que el servicio funciona “extraordinariamente bien”.

Asimismo, esta modalidad de transporte, que permite compartir el autobús a los escolares y viajeros de uso general, de forma que se incrementa la cobertura del servicio, supera ya los 20.000 usuarios en la Comunidad. El consejero de Fomento señaló que se trata de una cifra elevada, debido a la escasa población de gran parte de los pueblos de Castilla y León, que se han incorporado a esta iniciativa, ya que indicó que en algunas rutas solo suben uno o dos niños.

Por lo tanto, Suárez-Quiñones mostró su disposición a seguir impulsando este tipo de transporte, que recalcó responde a las características de Castilla y León, junto con el Transporte a la Demanda, que recordó ha sido ‘copiado’ por otros países y comunidades. Además, el consejero de Fomento señaló que a medida que los presupuestos lo permitan se mejorará “poco a poco” el servicio, que sufrió las restricciones presupuestarias en el pasado.

Estas dos modalidades de transporte estarán recogidos en la nueva ley que ultima su departamento, una vez conocido el anteproyecto por el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León. Suárez-Quiñones espera aprobarlo, para su remisión a las Cortes, en lo que resta de año para que inicie su tramitación parlamentaria. El consejero expresó su voluntad de que se convierta en un texto normativo de “consenso” y “de Comunidad”, para lo que espera alcanzar un acuerdo en el parlamento, pero también con los municipios, las diputaciones y el sector, que tendrá que impulsar su agrupación.

Ordenación territorial

Fomento avanza en este proceso con la vista puesta en el desarrollo final del modelo de ordenación del territorio. El consejero de Fomento confió en que se alcance un acuerdo parlamentario que permita aprobar los mapas de las unidades Básicas de Ordenación y Servicios en el Territorio (Ubost), conocidos como mapas rurales, que suponen el último paso para cerrar el proyecto, que como recordó Suárez-Quiñones, ha contado en distintos momentos con el apoyo de otros grupos -PSOE-.

“Si esto no sale adelante lo que se verá afectado, todos confiamos en que salga, es el futuro y el progreso de Castilla y León. Por lo tanto, si ha habido una responsabilidad y una visión de comunidad en estos años atrás en los diferentes hitos, incluso legales, que configuran esta estructura de la nueva ordenación del territorio, de los servicios de Castilla y León, hombre si ha habido esa dinámica, parece razonable que la siga habiendo. Por tanto, el que, la tramitación parlamentaria, las Cortes son soberanas, quiera separarse y romper esa dinámica y hacer otra cosa, tendrá que explicar por qué y tendrá que rendir cuentas a la sociedad”, sostuvo.

“Confiamos en que la responsabilidad con que se ha actuado hasta ahora por parte de todo el arco político se mantenga y eso salga adelante, porque no es una cuestión del Gobierno de Castilla y León, es una cuestión de Castilla y León, por lo tanto yo creo que Castilla y León está por encima de cualquier consideración política y partidista”, añadió el titular de Fomento.

De lo contrario, el consejero advirtió de que la Junta continuará su trabajo en materia de transporte y acompasaría la estructura del mapa y los contratos a la situación que se pueda producir. “Estamos preparados para todo”, dijo Juan Carlos Suárez-Quiñones, si bien apeló a la responsabilidad de todos los grupos, ante un año, 2018, en el que podría ver la luz el mapa de ordenación de los diferentes servicios, aunque insistió en que prima el consenso a las “prisas”. El siguiente paso será la publicación de las licitaciones de las concesiones, ante el fin de un sistema de los años 80, que tiene como fecha de caducidad noviembre de 2019.

Logística

Por otra parte, el consejero de Fomento aseguró que la Junta apuesta por una planificación “responsable” por lo que el estudio, que elabora mediante un convenio con el Ministerio de Fomento, marcará la ‘hoja de ruta’ al respecto y arrojará “luz” sobre las infraestructuras que demanda el mercado en Castilla y León, en relación a las plataformas multimodales de Burgos, Salamanca y Torneros (León), y su configuración como nudos logísticos.

En este momento, insistió en que las infraestructuras se desarrollan con “dinero público” una vez que se ha comprobado que existe demanda “real”. Suárez-Quiñones recordó que la provincia de León cuenta con una oferta de suelo industrial de 1,1 millones de metro cuadrado, la mitad en Villadangos del Páramo, municipio cercano a la capital. Como ejemplo puso la actuación en el polígono de Prado Marina de Aranda de Duero (Burgos), donde la Junta invirtió más de tres millones en la construcción de un ramal ferroviario que reclamaban las empresas.

Banda ancha

Finalmente, el consejero aseguró que la Junta continuará convocando hasta 2020 ayudas para extender la banda ancha, a través de fibra óptica, a localidades con menos de 500 habitantes. La última convocatoria para operadores cuenta con 1,75 millones de euros, que financiarán hasta el 90 por ciento de la inversión, a lo que se suman los 13 millones de la línea abierta por el Gobierno para municipios con más de 500 habitantes.

Además, destacó que la Junta controla y dinamiza a las compañías para continúen con sus planes de despliegue de infraestructuras. También explicó que el Gobierno autonómico busca financiación para impulsar el programa ‘Escuelas conectadas’, que pretende llevar la fibra todos los colegios y recordó que sigue abierta la convocatoria de ayudas para la recepción de la señal por satélite, que aseguró será la única alternativa para algunas poblaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos