Los trabajadores afectados por despidos colectivos aumentan un 54,9% en Castilla y León en 2017

Una manifestación contra los despidos en Ponferrada./
Una manifestación contra los despidos en Ponferrada.

En cambio, la suspensión de contratos se redujo en un 37 por ciento y la reducción de jornada en un 47,1 por ciento

ICAL

Los trabajadores afectados por despidos colectivos en Castilla y León entre enero y septiembre de 2017 aumentaron en un 54,9 por ciento con respecto al mismo periodo de 2016, frente a un descenso nacional del 19,7 por ciento. Así, se vieron afectados por este tipo de regulación de empleo un total de 1.047 trabajadores, de los 15.210 que sufrieron esta situación en el conjunto del Estado.

Eso sitúa a la región como la que experimentó una mayor variación interanual de despidos colectivos en España, seguida de Asturias, con un 47,6 por ciento, y Andalucía, con un 24,6 por ciento. En el extremo opuesto se sitúan la Región de Murcia y Cantabria, que experimentaron una reducción del 68,8 por ciento en el número de trabajadores afectados por despido colectivo con respecto a los tres primeros trimestres de 2016, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Por el contrario, Castilla y León experimentó una importante mejoría en el número de trabajadores afectados por la suspensión de contrato o la reducción de jornada al disminuir un 37 por ciento los primeros, con 1.432 afectados entre enero y septiembre de 2017, y un 47,1 por ciento los segundos, siendo 305 los trabajadores que vieron reducida su jornada.

Así, en la suspensión de contratos, Castilla y León se sitúa cerca de la media nacional, establecida en un 51 por ciento, mientras que en relación a la reducción de jornada, la región ocupa el quinto puesto nacional en cuanto a descensos, solo por detrás de País Vasco (-65,3 por ciento), Galicia (-63,6), Baleares (-61,4) y Extremadura (-52,6).

En el total de trabajadores afectados por alguno de estos tres tipos de expedientes de regulación de empleo, Castilla y León registró un total de 2.784 trabajadores afectados entre enero y septiembre de 2017, un 21 por ciento menos que en el mismo periodo de 2016, situándose no obstante, más de 18 puntos por debajo de la reducción del 39,4 por ciento experimentada por el conjunto del país.

Y es que España registró 38.938 trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo durante los tres primeros trimestres de 2017, de los cuales 15.210 sufrieron despidos colectivos, un 19,7 por ciento menos que en el mismo periodo de 2016, 19.041 trabajadores vieron suspendido su contrato, siendo un 51,2 por ciento menos que en el año anterior, y 4.687 se vieron afectados por la reducción de jornada, reduciéndose en un 25,1 por ciento con respecto al mismo periodo de 2016.

Contenido Patrocinado

Fotos