El temporal mantiene cerrados 16 tramos de carreteras en cinco provincias de Castilla y León

Estación de tren de Busdongo (León) afectada por el temporal de nieve./ICAL
Estación de tren de Busdongo (León) afectada por el temporal de nieve. / ICAL

Prácticamente toda la comunidad permanecerá el jueves en alerta por temperaturas mínimas

El Norte
EL NORTEValladolid

El temporal de nieve mantiene cerrados al tráfico dieciséis tramos de carreteras en cinco provincias de Castilla y León, todos ellos de la red secundaria, según han informado a EFE fuentes de la DGT con datos de las 20:00 horas.

Noticias relacionadas

Los tramos cerrados en la red secundaria se encuentran principalmente en León y Ávila, donde estos tramos están localizados en la AV-901, AV-501, AV-500 y AV-932 a la altura de Muñana, Sotalbo, Tornadizos y Navalperal de Pinares.

Además, hay cinco vías de la red provincial cerradas: la AV-P-415 (entre la N-502 y Navalacruz); la AV-P-510 (San Martín de la Vega del Alberche-Barajas); la AV-P-419 (Navalosa-Navarrevisca); la AV-P-420 (Navarrevisca-Villanueva de Ávila) y la AV-P-421 (Navarrevisca-Serranillos).

En la provincia León están cerrados tramos de la LE-491, LE-315, LE-481, LE-627, LE-333 y LE-233) y en Burgos, los tramos cortados son de la BU-572, la BU-570 y la BU-820. Además, las comunicaciones entre León y Asturias a través de la línea ferroviaria siguen cerradas y ya suman 72 horas de 'bloqueo' en la Meseta. Las comunicaciones a través del Puerto de Pajares se encuentran limitadas y se precisa del uso de cadenas en los vehículos, mientras que el paso está cerrado a camiones. Por otra parte, en la autovía del Huerna se encuentra limitado el tráfico de vehículos pesados, así como en la A-6 dirección Galicia hasta que las condiciones meteorológicas mejoren.

Por último, están cortadas en Segovia la SG-500 cerca de El Espinar y en la provincia de Salamanca hay un único tramo cerrado en la SA-203, en las proximidades de Candelario, según las mismas fuentes.

Alerta por temperaturas mínimas

Según la AEMET, toda Castilla y León permanecerá este jueves 8 de febrero en alerta por temperaturas mínimas. El nivel de riesgo es amarillo, excepto en el Sistema Central de Ávila y en Sanabria (Zamora), donde es más alto: naranja. El norte de Burgos estará en alerta amarilla por nevadas y el este sumará también el aviso por frío, mientras que el resto de la provincia será la única parte de la región sin alerta.

De hecho, durante esta madrugada del miércoles al jueves se esperan temperaturas de hasta -11 grados en Riaza (Segovia), localidad que no superará los 0 grados de máxima durante la jornada del jueves.

Contenido Patrocinado

Fotos