Rey sostiene que la asignatura de religión «no se puede excluir por completo» en los colegios públicos

Rey sostiene que la asignatura de religión «no se puede excluir por completo» en los colegios públicos

El consejero de Educación recuerda que «cualquier alteración fundamental de la asignatura de religión requiere previamente de una denuncia del Estado en el Tratado Internacional con la Santa Sede»

M.L.MARTÍNEZBurgos

El consejero de Educación, Fernando Rey, sostuvo este miércoles en Burgos que la asignatura de religión en los centros públicos de enseñanza “no se puede excluir por completo” y que en la realidad diaria “no plantea problema alguno” y “se funciona”.

Se trata de unas declaraciones que realizó a preguntas de los periodistas sobre la encuesta que ha dado a conocer la Plataforma por la Escuela Pública, Laica y Gratuita de Soria que recoge que casi el 60 por ciento de las familias sorianas rechaza el actual sistema y propone que se elimine la asignatura de religión para dedicar más horas al inglés o al francés.

En este contexto, Rey abogó por que los alumnos de la Comunidad necesitan formación en religión, “ya sea en modalidad confesional o en modalidad no confesional”, matizó, ya que “sin la religión no se entiende el hecho cultural, la historia, la tradición la cultura… no se entiende toda nuestra tradición”.

El responsable autonómico indicó que “reubicar o la disputa de la asignatura de religión es una disputa clásica en el sistema educativo en España”. Así, señaló que en la actualidad “no hay hechos nuevos en el sentido de que cualquier alteración fundamental de la asignatura de religión requiere previamente de una denuncia del Estado en el Tratado Internacional de acuerdo con la Santa Sede”.

En esta línea, explicó que “hay un acuerdo de naturaleza educativa en el que se obliga el Estado español a impartir religión en modalidad confesional” y reiteró que “el acuerdo con la Santa Sede exige que se imparta clase de religión en condiciones equiparables a cualquier otra asignatura, y cualquier alteración exigiría una denuncia”. “Mientras no se de eso no puede haber un cambio radical”, concluyó tras la inauguración de la ampliación del centro de educación infantil y primaria ‘Antonio Machado’ de Burgos.

Contenido Patrocinado

Fotos