«La sociedad necesita a los mayores por su sabiduría y por sus buenos consejos»

José Vicente Rodríguez, presidente de Edad Dorada Mensajeros de la Paz. /Gabriel Villamil
José Vicente Rodríguez, presidente de Edad Dorada Mensajeros de la Paz. / Gabriel Villamil

José Vicente Rodríguez Presidente de la Asociación Edad Dorada Mensajeros de la Paz Castilla y León

Alicia Pérez
ALICIA PÉREZ

La Asociación Edad Dorada Mensajeros de la Paz Castilla y León nació en 2005 y su objetivo es la atención a los mayores, principalmente a través de la gestión de residencias y centros cuyo funcionamiento tiene encomendado la entidad por instituciones, fundaciones y la Iglesia. Todas están en zonas rurales y pretenden cumplir el derecho de los mayores a envejecer en el ambiente en el que han vivido. José Vicente Rodríguez es el presidente de la asociación, que gestiona 14 residencias en Ávila, Burgos, Segovia, Zamora, Palencia y León. El número de residentes se sitúa en 1.100 personas y hay más de 600 trabajadores.

–¿Con qué filosofía se trabaja en las residencias y centros de mayores de la asociación?

–La filosofía se resume en algo que nuestro fundador y presidente, el Padre Ángel, señaló desde el principio y es intentar que las residencias sean lo más parecido a un hogar. La filosofía es atender con profesionalidad, pero en un ambiente de cariño. Al ser una asociación sin ánimo de lucro y al no tener como primer objetivo un beneficio económico, esto es más fácil de cumplir. La filosofía es intentar que nuestros mayores vivan esos últimos años de su vida bien atendidos y con cariño.

–¿Es importante que las personas mayores sigan en su ambiente?

–Claro. Para que puedan vivir en su ambiente es necesario mantener estos recursos, que a veces nos resulta muy difícil porque las exigencias de la normativa y los costes económicos son los mismos para nosotros, que no tenemos ningún ánimo de lucro, que para las empresas que sí tienen un ánimo de lucro. La mayoría son residencias muy pequeñas, hasta de 20 plazas, y económicamente son muy difíciles de mantener. Se necesitaría un mayor apoyo por parte de la administración para poder mantener estos recursos.

–¿Son unos servicios muy necesarios para los mayores del medio rural?

–Hay muchos mayores que los necesitan porque estamos en una comunidad con un nivel de envejecimiento muy grande. Eso hace que sean muy necesarios y si estos recursos desaparecieran, nuestros mayores o muchos de ellos dejarían de poder tener una atención y tendrían que vivir en unas condiciones bastante precarias porque no tienen otra posibilidad y porque hay un problema de soledad en muchos de ellos y un problema de una falta de condiciones en la vivienda. Creemos que nuestros mayores exigen un respeto y un cariño desde el agradecimiento. Es un poco nuestra lucha y hace 20 años pusimos en marcha una iniciativa que es el día de los abuelos, que es el 26 de julio y que este año lo vamos a celebrar en León.

–¿Con qué objetivo se celebra este día de los abuelos?

–Queremos llamar la atención sobre el valor de los mayores y la necesidad de que la sociedad les reconozca todo lo que han hecho. Somos eslabones de una cadena que hemos recibido de ellos. Entendemos que merece la pena mantener estos recursos, lo que es muy difícil, por lo que pedimos a la administración que apoye a nuestros mayores y estos proyectos, que van a permitir a muchos que tengan una última etapa de su vida y una vejez agradable.

–Además de los servicios básicos con los que cuentan las residencias, ¿también hay actividades?

–Intentamos llevar a la práctica un axioma que dice que no se trata de dar más años a la vida, sino de dar más vida a los años. Trabajamos un envejecimiento activo, que tengan una calidad en la asistencia, en la sanidad, la higiene y la alimentación, pero también que haya unas actividades y, en la medida de lo posible, parar esos deterioros que vienen producidos por la edad, como es la memoria o el valerse por uno mismo. Procuramos, a través de terapias, actividades y fisioterapia, que tengan una calidad de vida, un tiempo ocupado y que se sepan útiles, porque la sociedad necesita a los mayores, necesita su sabiduría y su consejo. Necesitamos mirarles como en un espejo para saber muchas veces cómo tenemos que actuar.

Contenido Patrocinado

Fotos