El sector primario contará con 523 millones en préstamos en «condiciones especiales»

Milagros Marcos junto a Isabel García Tejerina y José Ramón Bujanda/EFE-J. J. Guillen
Milagros Marcos junto a Isabel García Tejerina y José Ramón Bujanda / EFE-J. J. Guillen

Se persigue favorecer la incorporación de jóvenes, la modernización de explotaciones y la inversión industrial en el medio rural

EL NORTE

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha firmado con la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), Isabel García Tejerina, y el presidente de la Sociedad Estatal de Caución Agraria (Saeca), José Ramón Bujanda, el acuerdo mediante el cual se pone en marcha el Instrumento Financiero del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León. Dicho de otra manera, se pone a disposición del sector primario préstamos a bajo coste.

Se trata de una herramienta que permitirá ofrecer al sector agrario y agroalimentario 523 millones de euros hasta 2023 en préstamos con condiciones especiales y garantizados con fondos públicos, y teniendo en cuenta que estos préstamos se devolverán y podrán de nuevo concederse y utilizarse, permitirá triplicar este importe por el efecto multiplicador.

Este nuevo Instrumento, que estará dotado con 90 millones de euros de los cuales 56,7 millones los aporta el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader), 23,3 millones la Junta de Castilla y León y otros 10 millones de euros el Mapama–, tendrá como objetivo «favorecer la inversión en el sector agrario y agroindustrial y, por tanto, en el medio rural», informan desde la consejería. Es la primera vez que el sector agrario y agroalimentario, en su conjunto, cuenta con una herramienta de estas características y Castilla y León es la primera comunidad en llevarlo a la práctica.

Con esta herramienta, la Junta de Castilla y León apoyará proyectos de inversión a través de préstamos que concederán las entidades financieras a los agricultores, ganaderos e industrias con condiciones especiales, préstamos que estarán garantizados con fondos públicos de este Instrumento.  Se trata, de esta manera, de favorecer principalmente la incorporación de jóvenes con explotaciones competitivas y de impulsar la modernización de explotaciones agrarias y la inversión industrial en el medio rural, aprovechando la materia prima y teniendo en cuenta la Agenda Agroalimentaria +50 que desarrollará la Consejería de Agricultura y Ganadería y que marcará las orientaciones de planificación agroindustrial a medio y largo plazo.

Por su parte, la ministra valoró el esfuerzo que se ha hecho a lo largo de los dos últimos años para poner en marcha esta herramienta y significó que «los jóvenes junto con las mujeres son la apuesta de futuro».

Fotos