De cada mil leoneses que acuden al Hospital, 53 acaban siendo operados

De cada mil leoneses que acuden al Hospital, 53 acaban siendo operados

Sanidad traza una estrategia para reducir la diferencias de criterio entre hospitales al indicar una cirugía | Las tasas varían hasta 20 puntos según los centros y en las especialidades de Ginecología, Obstetricia y Traumatología algunos duplican las recomendaciones de otros similares

S. CALLEJA Valladolid

La Consejería de Sanidad diseña un plan de choque para acabar, al menos reducir, las diferencias de criterio que se registran entre los profesionales de los hospitales de Sacyl a la hora de indicar una intervención quirúrgica. La decisión se toma tras una primera foto que ha arrojado diferencias significativas en centros del mismo nivel o complejidad.

Es más, por especialidades se observa que algunos hospitales duplican las tasas medias de indicación, en particular, en las especialidades de Ginecología, Obstetricia, Otorrinolaringología, Traumatología y Urología.

En estos momentos, la Gerencia Regional de Salud trabaja con los servicios quirúrgicos para estudiar un primer mapa de variabilidad clínica. Esta comisión parte de la base de que la reducción de la variabilidad es vital en la carrera por mejorar la calidad del servicio sanitario, también en clave de eficiencia en el uso de los recursos, según explicaron a Ical fuentes de la Consejería de Sanidad.

La tasa de indicación quirúrgica en los hospitales de Sacyl se encuentra en 51,3 indicaciones por cada 1.000 habitantes, con diferencias entre los hospitales en función de su nivel y complejidad. Así, los hospitales con servicios quirúrgicos de referencia presentan mayores tasas de indicación, como es el caso del Hospital Clínico Universitario de Valladolid (61,2), y del Hospital Universitario de Burgos (57,2). Lo mismo ocurre con el de Salamanca (54,2) y con el de León (53,4), también por encima de la media, si bien llama la atención la tasa de los hospitales de Medina del Campo y del Bierzo, con 55,2 y 53,7 indicaciones quirúrgicas por cada 1.000 habitantes, muy por encima de la tasa, por ejemplo, del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid que, siendo centro de referencia, arroja una tasa de 46,8.

Por lo que respecta al resto de hospitales, el Santiago Apóstol, en Miranda de Ebro , y el Santos Reyes, en Aranda de Duero, ambos en la provincia de Burgos, alcanzan una tasa de 37 y 50,2 indicaciones por cada 1.000; el de Ávila; 50,1; el de Palencia, 47,4, que en el caso del Complejo Asistencial de Segovia se eleva a 44,9; en el de Soria, a 44,5 y en el de Zamora, a 43,1 indicaciones.

Especialidades

Si se analizan los datos de las indicaciones quirúrgicas por especialidades, también se detectan diferencias significativas entre hospitales del mismo nivel o complejidad, hasta el punto de que algunos llegan a duplicar las tasas respecto a centros similares.

Así, por ejemplo, si las indicaciones quirúrgicas en Ginecología alcanzan tasas de 6,7 y 4,7 en los complejos asistenciales de Burgos y Salamanca, en cada caso, en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid la tasa se eleva a las 11,7 indicaciones por cada 1.000 habitantes, las más alta de la Comunidad.

Otro ejemplo son los hospitales comarcales Santiago Apóstol y Santos Reyes, con diferencias de casi cinco puntos, con 4,4 y 8,8 indicaciones, respectivamente.

También, llaman la atención en Otorrinolaringología las diferencias entre el Complejo Asistencial de Palencia y el de Segovia, con 6,1 y 3,3 indicaciones, y entre los comarcales de Santiago Apóstol y Santos Reyes, con 2,5 y 2,7, y el de Medina del Campo, con 5,2, casi la misma tasa que registra el Hospital Universitario de Burgos, 5,1. En Traumatología, si en este último centro asistencial las indicaciones se elevan a 7,2, en el de León la tasa se cierra con cinco puntos más, 12,2.

En Urología, destacan las diferencias entre el los hospitales de Soria y Zamora, con 7 y 3,5 indicaciones, en el primer caso muy por encima de los datos del Río Hortega, con 4,3 indicaciones, pese a contar con una población de referencia de 248.000, cuando el de Soria suma cerca de 90.000.

Herramientas

La problemática no es nueva, ni exclusiva de Castilla y León. De hecho, ha obligado en los últimos años a Sacyl a ir introduciendo medidas que faciliten la adecuación en el uso de prestaciones, como ha ocurrido en otros centros de España. Entre las acciones se encuentran la implantación de guías clínicas a partir de las recomendaciones de las sociedades científicas; los últimos protocolos, desarrollo de planes de mejora, y la implantación de la gestión por procesos.

En este contexto se enmarca también el nuevo modelo de alianzas estratégicas entre centros asistenciales, que busca lograr sinergias que permitan a los servicios y unidades trabajar con criterios compartidos, protocolos comunes y flujos de pacientes en técnicas complejas y especialidades. Fruto de este sistema de organización ya han comenzado a rodar cuatro -Unidad del Dolor, Trasplante hepatorrenal, Análisis clínicos y Servicio de Psiquiatría-. A estas herramientas se unen auditorías médicas, investigación de resultados, revisión de las guías clínicas o mediciones del impacto económico de las decisiones en la práctica clínica.

Fotos