Sanidad prevé comprar este año tres TAC para León, Soria y el Clínico de Valladolid

Sanidad prevé comprar este año tres TAC para León, Soria y el Clínico de Valladolid

La Junta de Castilla y León aprueba la compra de tres TAC multicorte que son un nuevo equipo de diagnóstico de alta tecnología

ICAL

La Consejería de Sanidad prevé continuar con la renovación de estos equipamientos, para lo que se van a adquirir otros tres TAC, repartidos entre el Complejo Asistencial Universitario de León, otro para el Complejo Asistencial de Soria y el restante, con destino al Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

Asimismo, la Junta de Castilla y León aprobó este jueves en el Consejo de Gobierno un expediente para la compra de un nuevo TAC de característica multicorte para su instalación en el Hospital ‘Santa Bárbara’, en Soria, con un presupuesto de 520.300 euros. Además, acordó dedicar casi un millón de euros para material asistencial en Ávila, según informó la portavoz y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos.

En cuanto al TAC, se trata de un nuevo equipo de diagnóstico por imagen de alta tecnología con el que mejorar la calidad diagnóstica en Soria, al incrementarse las prestaciones para este fin con este nuevo equipamiento que será de 64 cortes o superior.

De los 33 de que dispone Sacyl, diez tienen características técnicas semejantes al que ahora se destina a Soria, habiéndose adjudicado este año cuatro de ellos para los complejos de Ávila, Palencia y ‘Río Hortega’, a los que se suma éste.

Material asistencial

Por otra parte, la Junta presupuestó en 986.467 euros el suministro, instalación y puesta en condiciones de funcionamiento de equipos electro médicos y de mobiliario clínico que permitan la cobertura de las habituales actividades asistenciales en centros de salud y en el Hospital ‘Nuestra Señora de Sonsoles’ de Ávila.

El primero de los acuerdos aprobados se refiere al mantenimiento de equipos electro médicos asciende a 712.575 euros, entre los que destacan incubadoras, desfibriladores, centrales de monitorización, electrocardiógrafos, ecógrafos, respiradores, espirómetros, arco y mesa quirúrgica, lámparas y láser quirúrgicos o microscopios.

En cuanto al mobiliario clínico, se incluyen camillas, carros (de curas, auxiliares, de ropa, de medicación, Pediatría, medicación de urgencia, etc.), colchones anti escaras, basculas, grúas asistenciales, mesas (de exploración, reconocimiento, etc.) sillas, sillones de exploración para distintas especialidades y para pacientes, taburetes.

Cáncer y farmacología

También aprobó una subvención directa de 245.000 euros para la Universidad de Valladolid, con el objetivo de apoyar la realización de estudios genéticos de las personas con predisposición genética a padecer procesos oncológicos; por otra, para llevar a cabo investigaciones sobre las reacciones adversas a los medicamentos de la población castellana y leonesa.

La partida se enmarca en eel compromiso, adquirido por la Consejería de Sanidad, de potenciar la investigación sanitaria en la Comunidad. El presupuesto se divide en dos partidas. Un total de 190.000 euros se utilizarán para financiar el Programa de Consejo Genético en Cáncer Hereditario de Castilla y León. Para ello, se cubrirán las acciones necesarias para la realización de los estudios que sirven para controlar a los pacientes con altas probabilidades de portar una mutación genética cancerígena y poder, de este modo, detectar el problema antes de que padezcan la enfermedad o en los primeros estadios de la misma. Este sistema de prevención es especialmente eficaz en los casos de cáncer de ovario, colorrectal y mama.

Las muestras que se estudian por parte de la UVa proceden de las dos consultas de consejo genético de la Comunidad, que están localizadas en el Complejo Asistencial de Burgos y en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid. El año pasado se beneficiaron de este programa 1.256 pacientes y familiares y se realizaron 863 estudios genéticos en las fundaciones de investigación del cáncer de las universidades de Valladolid y Salamanca.

Además, los 55.000 euros restantes se destinarán al Centro de Farmacovigilancia de la UVa, único centro autonómico acreditado en la materia. La finalidad del mismo es identificar, cuantificar y evaluar los riesgos o sospechas de reacciones adversas que puedan provocar los medicamentos, una vez que han sido comercializados y utilizados por los pacientes.

Estas instalaciones han recibido ya 1.085 tarjetas amarillas (documento en el que se recogen y elaboran informes sobre reacciones adversas a medicamentos) y han atendido 22 consultas de profesionales sanitarios. El centro, al ser referencia en Castilla y León, colabora también con la Consejería y con Instituto de Farmacoepidemiología para llevar a cabo las actividades propias del Sistema Español de Farmacovigilancia.

Medicamentos

Finalmente, la Consejería de Sanidad dedicará 328.606 euros para el suministro de un medicamento destinado al tratamiento de pacientes con linfoma de células de manto que al menos ya han recibido un tratamiento previo en el Complejo Asistencial Universitario de Palencia.

El suministro es por un año y la previsión es disponer de 6.000 unidades de este fármaco de uso hospitalario.

Contenido Patrocinado

Fotos