Sacyl contará este año con 50 mediadores para resolver conflictos internos entre los profesionales

Antonio María Sáez Aguado./Chacón
Antonio María Sáez Aguado. / Chacón

La Gerencia Regional de Salud dará formación a los mandos intermedios para que cuenten con habilidades negociadoras

ICAL

La Gerencia Regional de Salud contará este año con una unidad de 50 mediadores que se encargarán de intervenir para resolver los conflictos internos que surgen entre los profesionales. El objetivo es abordar los déficit de comunicación y discrepancias por la forma de actuar, para evitar que los problemas se enquisten, deriven en enfrentamientos y perjudiquen el funcionamiento del servicio y la atención a los pacientes.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, presentó este martes el Plan de Gestión de Conflictos y Mediación de la Gerencia Regional de Salud durante un encuentro en el que se nombraron a los 35 primeros mediadores de Sacyl, que han recibido formación en técnicas de intervención y resolución de problemas.

En ese sentido, Sáez Aguado recalcó que Sacyl prevé contar este año con una unidad de 50 mediadores para lo que seguirá ofreciendo formación a los profesionales para contar con al menos cuatro o seis expertos en esta materia en cada área de salud. De la misma forma, todos los mandos intermedios -coordinadores o supervisores- adquirirán en un plazo de cuatro años habilidades en resolución de conflictos mediante sesiones de cinco a ocho horas.

Este servicio se ofrecerá de forma voluntaria y los protagonistas mantendrán su autonomía, por lo que no se trata de una intervención de arbitraje, aunque Sáez Aguado no descartó que en el futuro se estudio su implantación. Tampoco abordará cuestiones laborales, retributivas, de horarios o los conflictos y reclamaciones de los pacientes, que pudieran derivar en actuaciones administrativas o judiciales.

El titular de Sanidad recalcó que la unidad de mediación abordará los problemas personal que se producen en los equipos sanitarios por diferencias en las relaciones humanas. En ocasiones, admitió que pueden afectar las competencias de cada profesional o las decisiones organizativas. Los mediadores actuarán con neutralidad, se regulará la forma en que se puede solicitar su actuación y se registrará su actividad, si bien no se prevé que elaboren informes al tratarse de cuestiones estrictamente personales.

La iniciativa se pone en marcha en el marco de las Estrategias en prevención de riesgos laborales de la Gerencia Regional de Salud, acordada con cinco organizaciones sindicales en octubre de 2016. El Plan de mediación, aprobado en noviembre, comenzó a desarrollarse, lo que ha permitido formar durante más de 100 horas a 35 profesionales, de todas las categorías, pertenecientes en todas las áreas de salud, en la “cultura del diálogo» y crear estructuras de intervención para detectar, prevenir y en la medida de lo posible, resolver los conflictos.

Todos los profesionales nombrados como mediadores forman parte de la Unidad de Mediación de la Gerencia Regional de Salud, y serán nombrados por el Gerente Regional por un periodo de cinco años; su nombramiento podrá ser prorrogado.

El objetivo es que en cada área de salud exista un equipo de mediación compuesto por los mediadores con destino en las gerencias dependientes del área de salud en concreto, en número suficiente para atender las necesidades que se detecten. Se prevé contar con un mínimo de cuatro mediadores en las áreas más pequeñas y cinco o seis en las más grandes, pero estas necesidades se irán actualizando en sucesivas convocatorias.

Procedimiento

El primer nivel de actuación ante un conflicto corresponderá al mando intermedio. Ya en el segundo nivel, toman parte los mediadores, que intervendrán en caso de conflictos personales entre profesionales; disfunciones que provoquen un mal funcionamiento de un determinado servicio o cuando exista mal ambiente de trabajo que no sea achacable a otras circunstancias. No cabrá mediación, sin embargo, en casos de conflictos laborales, cuestiones administrativas, cuestiones de carácter meramente organizativo o cuando los comportamiento puedan dar lugar a responsabilidad civil, penal o disciplinaria, o ya se haya abierto vía judicial.

Uno de los nuevos mediadores de Sacyl, Fausto López, de la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Zamora, explicó que compatibilizará sus funciones como técnico con las de mediador, para que los profesionales superen los conflictos que se producen en el día a día, por diferencias sobre la forma en que se "enfocan" o "valoran" la actuación de los sanitarios.

Contenido Patrocinado

Fotos