Un sacerdote salmantino abandona los hábitos tras confesar que tiene dos hijos

El sacerdote abandonó los hábitos el 5 de octubre.

Óscar Turrión era rector del Pontificio Colegio Internacional 'María Mater Ecclesiae' en Roma

ICALSalamanca

El sacerdote salmantino Óscar Turrión abandonó el pasado 5 de octubre los hábitos tras confesar, en una carta dirigida a la Dirección General de la congregación de los Legionarios de Cristo, que tenía dos hijos fruto de una relación que mantuvo con una mujer mientras ejercía el sacerdocio.

Turrión, que era a su vez rector desde 2014 del Pontificio Colegio Internacional 'María Mater Ecclesiae' que la congregación Legionarios de Cristo tiene en Roma, ya comunicó el pasado 27 de marzo a sus superiores que acababa de ser padre de una niña, motivo por el que solicitó permiso para vivir fuera de la comunidad eclesiástica. A su vez, Legionarios de Cristo pidió permiso a la Santa Sede para nombrar un nuevo rector del colegio, informó la congregación en un comunicado.

Dispensa de las obligaciones

Posteriormente, el pasado 5 de octubre, el salmantino Óscar Turrión confesó en una carta personal y a sus superiores que había tenido otro hijo con la misma mujer años atrás, por lo que manifestó su decisión de abandonar el ministerio sacerdotal y solicitar la dispensa de las obligaciones contraídas con su ordenación.

En su carta, Turrión confiesa la paternidad de ambos niños, fruto de una relación que mantuvo, mientras era sacerdote, con una mujer. El ya exsacerdote salmantino señala también que no usó el dinero al que tuvo acceso en el ejercicio de sus responsabilidades como rector del colegio para el mantenimiento de los niños, y que recurrió a donativos de amigos suyos que le dieron para su uso personal. Además, asume "toda la responsabilidad" de sus actos.

Temas

Roma

Fotos