Recuperar la garnacha

La cooperativa Santiago Apostol de Cebreros cuenta con doscientos viticultores que recuperan esta variedad de uva

SONIA ANDRINOCebreros (Ávila)

«Si no conseguimos que la uva valga más, yo me marcho», les dijo entre nervioso e ilusionado Jesús María Soto (Chuchi) a los casi cien viticultores de Cebreros que tenía frente a él en uno de los salones del Ayuntamiento de la localidad. Eran los socios que se habían querido acercar a la primera asamblea general de la cooperativa Santiago Apóstol de la que él se había hecho cargo poco tiempo antes. Sabía que tenía que convencerles de que las posibilidades para recuperar una zona castigada por el arranque y el abandono de las viñas motivado, entre otras cosas, por el olvido de la herencia familiar o simplemente por la despoblación, no iba a ser fácil. El compromiso tenía que confluir en el mismo objetivo: recuperar la garnacha, pero la entrega, había de venir de todos los frentes, informa Degusta Castilla y León.

«No se trata de que se pague más precio por la uva -que se está haciendo- sino de que valga más», insistía un año y medio después de aquella primera reunión, mientras recordaba ese momento.

Fotos