UPL recuerda a la Junta su compromiso de implantar en León un matadero con marca Halal

Preparación de carne halal en una de las tres carnicerías islámicas de Valladolid. /Miriam Chacón
Preparación de carne halal en una de las tres carnicerías islámicas de Valladolid. / Miriam Chacón

La Junta estudia la posibilidad de contar con instalaciones exclusivos para exportar carne a países musulmanes, tal y como se comprometió con la Montaña Central leonesa

V.A.

La Junta de Castilla y León considera «muy adecuado» contar con algún matadero exclusivo en la Comunidad para el sacrificio de animales con certificación Halal destinado a la exportación de carne a los países musulmanes, cuya demanda se ha incrementado con carácter general en un 15% durante 2017, si bien también entiende que ello depende de una demanda suficiente por parte de las empresas del sector cárnico.

El Grupo de Ciudadanos incluyó entre las enmiendas a las cuentas de la Comunidad, con cuya abstención salieron adelante, una propuesta para que la Junta realizara un estudio sobre los requisitos de la certificación de carácter voluntario necesarios para la exportación de carne de vacuno y ovino de Castilla y León a los países de Oriente Medio. El trabajo, encargado por el Itacyl a la empresa Novotec Consultores, analizó también el estado de las exportaciones y sus limitaciones.

Además, entre las propuestas de resolución aprobadas en el último debate sobre el estado de la Comunidad, el grupo naranja instó a la Junta a la elaboración de un plan integral para la certificación Halal. Sin embargo, no fueron las únicas iniciativas de Ciudadanos, ya que a ellas se unió una batería de preguntas del portavoz de Agricultura y Ganadería, David Castaño. «Halal puede ser una oportunidad de expansión, dado que una gran parte de los 1.600 millones de musulmanes en el mundo sigue pautas de alimentación fijadas por la ley islámica», explica.

La Junta, en la respuesta firmada por la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ofrecida al procurador, valora las oportunidades de este mercado para productores de la Comunidad, pero, en relación a la propuesta de Castaño de contar con un clúster específico, afirma que ya existe en el marco de Vitartis y se puede sondear ahí el interés de las empresas.

«Sería muy adecuado disponer de algún matadero exclusivo para el sacrificio con certificación Halal si hubiera la suficiente actividad y demanda, pero hay que señalar que la certificación por si misma, aunque es un requisito, no garantiza la exportación de carne a los países musulmanes, ya que intervienen otros factores», explica Agricultura en su respuesta al procurador.

«Está bien, pero obras son amores, y dónde están los hechos», argumenta Castaño, en declaraciones a Ical, en relación a que la Junta ve bien que existan mataderos específicos para el sacrificio de reses conforme a lo que piden los países musulmanes, aunque expresa su «disgusto» porque alguna comunidad, como Andalucía, vaya por delante, lo que le lleva a decir que el Ejecutivo de Castilla y León «no hace los deberes».

El procurador observa la cantidad de animales vivos exportados a el Líbano y lamenta que no se calcule la demanda en función de las canales que se pueden enviar, lo que en su opinión supone un «coste de oportunidad». Castaño resta importancia a que el aumento de la exportación sea de un 15 por ciento, cuando este incremento está en función de algo que, en términos generales, es escaso.

«Queda bien, hay muchos millones en juego», indica sobre la respuesta de la Junta, para subrayar que es una «tabla de salvación para el ovino y el vacuno ambos de calidad y con un «mercado bárbaro» por explorar en los países musulmanes. Castaño recuerda que el porcino tiene abiertos mercados de forma «óptima» en Japón, Corea o México, no en las naciones árabes, donde esa carne no se consume.

En sus preguntas a la Junta, Castaño destaca que Andalucía ha impulsado un clúster y que Cataluña, primera productora de carne de vacuno de España, sacrifica y certifica casi el 50 por ciento del vacuno y ovino Halal. Además, considera que se debe incidir en la exportación ante el descenso del consumo de carne fresca en nuestro país. También, califica de riesgo sanitario, aunque ahora la prevalencia de la tuberculosis y brucelosis sea baja, que el 73 por ciento del vacuno exportado al Libano sea de animales vivos. Castilla y León es la primera comunidad en censo de animales, con 1,3 millones.

Compromiso con las cuencas mineras

El procurador de UPL, Luis Mariano Santos, recuerda que condicionó su voto favorable al Plan de Dinamización de las cuencas mineras a que se incluyera un proyecto concreto para cada una de las cuatro zonas carboníferas de la provincia de León, y en concreto el destinado a la Montaña Central era un matadero exclusivo con certificación Halal. «Hasta ahora no se ha hecho nada, espero que lo cumpla», afirma.

Santos explica que se trata de un sector en auge, que crea empleo y diversifica la producción en una zona tan necesitada como las cuencas mineras afectadas por la reconversión y la disminución de la producción de este mineral con el cierre de empresas. «Me dijeron hace un año que el proyecto sigue vivo, pero no he vuelto a tener ninguna información», añade.

Por ello, el parlamentario advierte de que si se ha abandonado es un incumplimiento del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en primera persona, y de la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, en caso de que se mantenga Santos vería bien que se dirijan a él y se le facilite información. El leonesista no condiciona el lugar elegido, sino que el proyecto esté ligado a la actividad en las cuencas.

Contenido Patrocinado

Fotos