Rechazado el «mínimo plan de choque» del PSOE para frenar la despoblación en Castilla y León

Luis Tudanca, portavoz socialista en las Cortes./Chacón
Luis Tudanca, portavoz socialista en las Cortes. / Chacón

El PP asegura que la «clave» está en el debloqueo de la ley de mapas rurales y C's ve complicado sustraer fondos del presupuesto para reindustrialización y convergencia

ICAL

Las Cortes de Castilla y León rechazaron este miércoles la moción del Grupo Socialista que recogía un «mínimo plan de choque» para frenar los desequilibrios territoriales y demográficos. Los 'populares' se opusieron ya que consideraron que la «clave» para avanzar en el desarrollo del Fondo Autonómico de Compensación y el Plan Plurianual de Convergencia Interior está en el debloqueo de la ley de mapas rurales que se tramita en el parlamento.

La viceportavoz del Grupo Socialista, Virginia Barcones, mostró en la segunda sesión del pleno de las Cortes la «radiografía» de Castilla y León, fruto de la «terrible irresponsabilidad» del PP. También adviritó a Ciudadanos, que expresó sus dudas sobre el texto, de que la propuesta socialista es una «prioridad» ya que recalcó que la situación de la Comunidad es «insostenible», mientras el 'popular' Ángel Ibáñez señaló que la iniciativa estaba basada en «falacias».

La moción socialista -que apoyaron UPL y Podemos, mientras Cs se abstuvo- instaba a la Junta a regular el Fondo Autonómico de Compensación, a dotar con 150 millones el Plan Plurianual de Convergencia Interior, con un horizonte para 2018 y 2019, así como dotar con 50 millones el Plan de romoción industrial. También, pedía destinar los recursos del Fondo de Compensación Interterritorial y el Fondo Complementario a las zonas más desfavorecidas y una estadística sobre indicadores de equilibrio y convergencia.

Barcones acusó a la Junta de tomar como «rehenes» a los territorios más frágiles y utilizar la probreza de los más débiles, una política que consideró la «antítesis» de Robin Hood. Aseguró que el modelo de la Junta no es más que una «pura ordenación» de los recursos propios, como «elefante en cacharrería», con un intento de de intervenir en la gestión mancomunada. «La nada», dijo en relación a los servicios autonómicos, ajeno a la creación de empleo, «primera condición para sostener la población». Además, consideró que la Junta sigue obsesionados en «secuestrar» a los instrumentos de convergencia.

«Es una situación trágica, en la que ustedes siguen sin actuar», dijo y añadió que han creado una comunidad a tres velocidades. También señaló que todas lasprovincias pierden población y recalcó que en ocho de cada diez municipios se ha reducido su población. Una tendencia en la que recalcó Zamora se lleva la palma. «Todo desigualdades ha creado el PP con sus políticas».

El 'popular' Ángel Ibáñez coincidió en que se deben «cumplir todas las leyes» en relación al Fondo Autonómico de Compensación, que aseguró no cuenta con las zonas delimitidas, puesto que se deben aprobar antes los mapas rurales, y señaló que está regulado en dos leyes, el Estatuto y la Ley de ordenación del territorio. «Ahí está el trabajo», dijo a lo que añadió que los presupuestos recogen 25 millones para este año.

«Si de verdad estuvieran interesados en avanzar, estamos completamente dispuestos a retomar el diálogo, pero no arreglándolo con mociones como ésta», mantuvo el procurador del Grupo Popular, quien acusó al PSOE de intentar «hacerse trampas al solitario» con el Plan de Convergencia Interior. Sobre el plan industrial, aseguró que en 2018 se ejecutarán los de las cuencas mineras y Miranda de Ebro (Burgos), mientras se elabora el de Béjar (Salamanca) y Benavente (Zamora).

La parlamentaria de Podemos Natalia del Barrio apoyó la iniciativa socialista y denunció el «chantaje» de la Junta a los municipios y consideró «curioso» que el PP se salte el Estatuto de Autonomía «día sí, y día también». Demandó el Fondo de Compensación y criticó que se vincule el Plan de Convergencia a las unidades básicas de ordenación -mapas rurales-. También aseguró que el PP no tiene intención de «cumplir nada de lo prometido» en reindustrialización y pidió un esfuerzo en ejecución de las políticas de I+D+i.

El representante de Ciudadanos Manuel Mitadiel consideró necesario actuar para corregir los desequilibrios y refrendó la descripción de Barcones, pero señaló que los datos «no son nuevos». Por ello, consideró necesario regular el Fondo Autonómico de Compensación, pero señaló que con un presupuesto en vigor obtener 150 millones no es «posible» y «realista». También, apoyó la recuperación del Plan Plurianual de Convergencia, pero marcó distancias si se trata de transferencias a los ayuntamientos.

El parlamentario de la formación 'naranja' también consideró que no era «realista» lograr 50 millones para el plan de reindustrialización y apuntó que todas las cuentas tiene que «impregnar» política de reequilibrio de renta y poblacional.

El procurador 'leonesista' Luis Mariano Santos que en esta «unión forzosa» a unos «les ha ido muy bien» y a la «mayoría rematadamente mal». Aseguró que el modelo que critican los socialistas es el mismo que apoyaron en el pasado y consideró adecuado blindar el Fondo Autonómico de Compensación y hacerlo en términos de solidaridad. No obstante, apuntó que no puede permitirse que siempre se aprovechen los mismos y abogó por una «discriminación positiva», más allá de un mero reparto provincial.

También, Luis Mariano Santos reclamó inversiones adicionales en reindustrialización para cambiar la «capitalidad», que apuntó se ubica en Burgos.

Contenido Patrocinado

Fotos