Rechazada una propuesta del PSOE para incrementar el SMI hasta llegar a los 1.000 euros mensuales en 2020

Luis Tudanca, en el pleno de las Cortes./Chacón
Luis Tudanca, en el pleno de las Cortes. / Chacón

El PP presentó una alternativa, no aceptada por los socialistas, para vincular la subida a la coyuntura económica de cada momento

ICAL

El PSOE no logró sacar adelante en el pleno de las Cortes una proposición no de ley (PNL) defendida por el procurador Pedro González para instar al Gobierno a que se suba, de forma gradual, el salario mínimo interprofesional (SMI) hasta llegar desde los 707 euros actuales a los 1.000 mensuales en 2020. El PP presentó una alternativa, no aceptada por los socialistas, para vincular la subida a la coyuntura económica de cada momento.

González sostuvo en su exposición que «no es ninguna cantidad astronómica» y añadió que la reforma laboral ha propiciado una rebaja de los salarios y las empresas «han aprovechado para pagar sus deudas y eso no es de recibo», por lo que cosideró que el SMI debe aumentarse de forma gradual a razón de 98 euros en cada uno de los tres próximos ejercicios. «Es bueno subir la cantidad que perciban los trabajadores por que de esta forma haya más consumo y se aumenten también los ingresos estatales y mejoraría la economía», consideró.

En el Grupo Parlamentario Popular, José Manuel Fernández Santiago expuso que en el debate sobre el SMI debe tenerse en cuenta que se está ante la mayor subida de los últimos 30 años, un ocho por ciento este año. «Cuando se pudo se llevó a cabo un incremento y es cierto que se trata de buscar equidad, pero no se puede tomar a la ligera sin ver las determinantes que marca cada época y con esta petición no siempre se incentiva la creación de empleo», dijo.

Como alternativa, el procurador 'popular' ofreció al PSOE no poner una cuantía concreta como se solicita si no incremtarla en función de la variable económica y no desvincularla del IPC y la productividad en cada momento, junto a la mejora del empleo que se vaya produciendo.

Por parte del Grupo Parlamentario de Ciudadanos , que se abstuvo en la votación, Belén Rosado expuso que el SMI se suba como recomienda la Carta Social Europea, algo que también se ha expuesto ya en el Congreso de los Diputados. «Es evidente la precariedad y la temporalidad y salarios que no pemiten cubrir las necesidades básicas de las personas. Estamos a favor de ese incremento pero siempre que vaya acompasado de un crecimiento sostenible de la economía», dijo, al tiempo que indicó que deben aportarse oluciones eficaces para mejorar los ratios de igualdad social como prioridad.

Adela Pascual Álvarez, procuradora de Podemos, dio la bienvenida a la petición y recordó que fue pactada hace ocho años, «incumpliendo que el SMI estuviera ahora en 800 euros ya que está solo en 707». Así, significó que este incremento puede ser «beneficioso para las arcas públicas ya que a mayor salario más ingresos en la Seguridad Social», además de recordar que las las reformas laborales de PSOE y PP «mermaron sueldos al incentivarse con los convenios sectoriales frente a los de empresasy se debe luchar contra la pobreza y la exclusión social como principal objetivo».

Fotos