El PSOE lamenta la «improvisación» de Suárez-Quiñones por negarse a contar con un completo operativo contra incendios

La organización pide la comparecencia «urgente» en las Cortes del consejero de Fomento y Medio Ambiente para presentar los medios para la Comunidad

ICAL

El portavoz de Medio Ambiente del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León, José Luis Aceves, acusó este martes al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, de “improvisación y tomadura de pelo” a la ciudadanía ante unas condiciones climatológicas extremas para los incendios forestales y su negativa a disponer de un operativo al completo.

El PSOE lamentó la “clara negligencia y pasotismo” del consejero al declarar durante veinte días el peligro medio de incendios en la Comunidad con unas condiciones climatológicas idénticas a la época de máximo riesgo, con temperaturas que superan durante bastantes días los 35 grados de máximas, con mínimas por encima de 20 grados y humedades relativas y vientos peligrosos.

Todo ello se debe, según Aceves, a que el PP en la Junta “no tenía preparado el operativo” y de paso buscaba “ahorrarse recursos económicos y seguir empleando recortes” ante un servicio básico para preservar una de las “señas de identidad” para los castellanos y leoneses, como es el patrimonio natural.

Ante esta situación, el Grupo Socialista exigió a Suárez-Quiñones que comparezca con "urgencia" en las Cortes para presentar el operativo y debatir las mejoras necesarias con los grupos y “no refugiarse en una presentación light” de la campaña con los delegados territoriales, para actuar como “palmeros y caer en la autocomplacencia.”.

Aceves recordó al consejero que ya le advirtió en abril en el Pleno de las Cortes y el pasado día 10 que la Comunidad no cuenta con los medios de extinción necesarios en la actualidad para acometer los efectos del cambio climático, que cada día es más latente, y que supone que las condiciones climatológicas y las temperaturas elevadas se disparan en épocas diferentes a las tradicionales. Por lo tanto, añadió, aumenta el riesgo de incendios y se producen siniestros importantes como los de la Tebaida en Ponferrada o el de Nieva-Nava de la Asunción en Segovia, en abril, o el de El Hornillo en Ávila, el de Navalilla en Segovia, en estos últimos días.

El procurador del PSOE reclamó al consejero “menos autocomplacencia, más inversión, más profesionales y la puesta en marcha urgente de todos los medios del operativo en todas las provincias de la Comunidad” ya que en materia de organización de la extinción de incendios “Castilla y León todavía es un reino de taifas, según la provincia que hablemos”.

Las torretas en Ávila

Aceves afeó a Suárez-Quiñones la “nefasta” gestión, al permitir que en la provincia de Ávila no esté operativa ninguna de las 11 torres de vigilancia por no cumplir con los requerimientos de la Inspección de Trabajo desde octubre, a pesar de las advertencias del organismo píblico. Y esa falta de efectivos, denunció, se produce en una provincia con zonas de las más complicadas y problemáticas en materia de incendios forestales por su orografía y condiciones climatológicas.

Además, el procurador segoviano pidió la contratación urgente de los más de treinta trabajadores fijos discontinuos que deberían haber comenzado ya su actividad y que la Junta mantiene en sus casas y sin poder trabajar ni recibir sus salarios.

12 meses y 12 propuestas

El portavoz socialista de Medio Ambiente alabó el “esfuerzo” de los profesionales del dispositivo porque “ellos son los que se queman las botas”. Sin embargo, señaló que el resultado de cada campaña no se puede dejar al arbitrio de si “este año toca o no tocan más o menos incendios fortuitos o intencionados o más superficie quemada”. De ahí que exigiera a Suárez Quiñones una actuación rápida.

El procurador reiteró las doce propuestas que son la hoja de ruta necesaria para acometer de forma coordinada y directa una lacra tan dañina para la riqueza medioambiental de Castilla y León. Un documento que recoge más profesionalización, aumento del tiempo de trabajo del personal fijo discontinuo de la Junta, así como incremento del número del personal de los retenes.

Además, reclamó una mejora de la investigación de causas de los incendios y su coordinación para que no sean las empresas privadas quien investiguen los incendios. No en vano, Aceves recordó que la Junta tiene funcionarios preparados como los agentes medioambientales para hacerlo en coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Fotos