PSCyL y CCOO coinciden en la «desigual» salida de la crisis y en 800 millones de gasto social no recuperado

Momento de lareunión de ambas ejecutivas. / Miriam Chacón / ICAL

El PSCyL y CCOO Castilla y León compartieron este lunes el diagnóstico de la desigualdad en la recuperación económica y reivindicaron, entre las soluciones, un incremento de las pensiones, de los salarios y una reforma fiscal para contar con más ingresos que permitan reponer derechos sociales perdidos y 800 millones de gasto social no recuperados en los Presupuestos Generales de la Comunidad.

Las comisiones ejecutivas de ambas organizaciones, encabezadas por sus máximos dirigentes, Luis Tudanca y Vicente Andrés, mantuvieron este lunes una primera reunión después de su elección en los últimos congresos que sirvió como «cita obligada» para conocerse, pero también para analizar el contexto actual, en cuyo diagnóstico de «supuesta recuperación» coinciden, y para plantear soluciones.

Después de una reunión la semana pasada con la nueva ejecutiva de UGT Castilla y León, este lunes se produjo el encuentro con la de CCOO, aunque en esta ocasión no se firmó ningún documento, pero hubo coincidencias en el marco de las pensiones -el PSOE apoya las marchas por unas pensiones dignas-, aumento de los salarios y modelo fiscal. «Se coincide en el diagnóstico, ha sido fácil», aseveró Andrés, mientras Tudanca habló también de coincidencias, no de «sintonía», como calificó la reunión con UGT.

Una recuperación que no llega a la mayoría

Ambos dirigentes partieron de que la «supuesta recuperación» -expresión del socialista- no llega a la mayoría de la sociedad, que ve como sus salarios crecen, en caso de que lo hagan, por debajo del IPC, igual que ocurre con las pensiones, lo que crea una desiguladad y la nueva «figura del trabajador pobre», como dijo Andrés.

La salida de la crisis ha perjudicado a los trabajadores y a la inmensa mayoría de la sociedad con recortes, pérdida de empleos y de salarios, siguió el dirigente sindical, que abogó por cambiar ese escenario a través de unos presupuestos inversores y que recuperen el gasto social anterior a la crisis. «Hay que llegar a un acuerdo de fiscalidad quien gobierne en 2020», planteó.

Vicente Andrés cifró en 800 millones menos el gasto social de los Presupuestos Generales de la Comunidad en relación con lo destinado antes de la crisis, pero no habló de un suelo social, como si lo hizo su homólogo de UGT, Faustino Temprano, al estimar éste en 7.000 millones en las nuevas cuentas autonómicas.

Luis Tudanca se refirió, en ese punto, a los 3.000 millones de recortes en el estado del bienestar en estos años en Castilla y León y subrayó que «blindar» un suelo social, del que también hablaron en la reunión, «tiene mucho que ver con la política fiscal». Así, planteó más ingresos a través del nuevo modelo de financiación autonómica y un modelo fiscal que «no haga regalos», en referencia a la Junta.

Subidas de los salarios

Por su parte, el secretario autonómico de CCOO, que se mostró pesimista sobre la reforma de la financiación autonómica, avanzó que harán propuestas para ver dónde gastar los más de 300 millones superiores a este año en el techo de gasto aprobado por las Cortes y adelantó que «todo está listo» para una reunión en breve en el seno del Consejo del Diálogo Social.

En materia de salarios, Tudanca se refirió al pacto de rentas propuesto por Pedro Sánchez para que se produzcan subidas de entre el 2,5 y 3 por ciento de manera que en 2020 se llegue a 1.000 euros como Salario Mínimo Interprofesional y se pueda eliminar la brecha salarial. Por último, expresó el apoyo a las marchas por unas pensiones pensiones , que pasarán por la Comunidad la próxima semana, que afectan a 600.000 pensionistas en Castilla y León.

Fotos