Los precios suben en León el 24% más que los salarios y siete veces más que las pensiones

La vida se encareció en León un 2% en agosto. /
La vida se encareció en León un 2% en agosto.

León registró la subida más alta del IPC con un 2% | El subgrupo que más se ha encarecido en el último año es el de la electricidad, gas y otros combustibles

ÁNGEL BLANCO ESCALONA

Pasito a pasito, los tiempos en que la inflación se mantuvo en terreno negativo (casi todo 2014, medio 2015 y más de la mitad de 2016) han quedado atrás y la cesta de la compra vuelve a encarecerse como lo hacía antaño. En agosto, la variación mensual del IPC fue del 0,2%, con lo que la tasa anual subió al 1,6%, una décima por encima de la registrada el mes anterior.

En el conjunto de Castilla y León, el índice se situó un peldaño más arriba, en el 1,7%, lo que coloca a la comunidad como la sexta de mayor subida. Y en Segovia y Valladolid (1,8%) y León (2%), más aún. Mientras el coste de la vida se encarece, la subida de los salarios sigue un ritmo más lento, ya que los 228 convenios colectivos de la Comunidad que tienen vigencia en agosto de 2017 recogen una subida salarial media del 1,29%, en decir, el 24,2% menor que la registrada por el Índice de Precios de Consumo.

Mucho peor están las cosas para los pensionistas, más de 600.000 en la Comunidad de los nueve millones y medio de España, que desde hace cuatro años ven como sus prestaciones suben al año el 0,25%, lo que en la situación actual supone 6,8 veces menos que los precios. Este modelo de revalorización se mantendrá al menos hasta 2022, lo que impactará de lleno en su pérdida de poder adquisitivo.

Para mayor temblor del bolsillo, los capítulos que más han subido en el último año en Castilla y León son dos a los que no resulta fácil renunciar de forma voluntaria: la vivienda (3,9%, seis décimas más que en la media nacional) y el transporte (3,3%, igual que el promedio del país). La vivienda incluye el precio de la luz, el gas y el gasóleo; y el transporte, el de los carburantes. De los doce grupos de gasto que recoge el INE, en la comunidad solo se ha abaratado en los últimos doce meses el menaje.

Para afrontar el encarecimiento de la cesta de la compra, los castellanos y leoneses cuentan con subidas salariales en convenio que erosionan su poder adquisitivo y que solo mejoran el dato nacional en el caso de los pactos de empresa (1,16% frente a 1,10%).

No sucede así con los convenios sectoriales (1,30% en la región frente a 1,35% en el país) que son los que afectan a más trabajadores –la proporción es de 16 a uno–ni tampoco con el total agregado (1,29% frente a 1,33%). En estos casos sigue sin trasladarse a la realidad la declaración de intenciones que la patronal Cecale suscribió con CC OO y UGT allá por julio de 2015, en el sentido de recuperar el terreno perdido mediante subidas salariales superiores a la media.

Subidas y bajadas

Volviendo a la evolución de los precios y elevando el nivel de detalle en el análisis, el subgrupo que más se ha encarecido en Castilla y León en el último año es el de la electricidad, gas y otros combustibles, con nada menos que el 7,1% (eso sí, seis décimas menos que la media nacional).

A continuación, y al calor el auge experimentado por el turismo en los últimos tiempos, las subidas más acusadas en la comunidad son, por este orden, las de los paquetes turísticos, el 6,2%; las de los servicios de alojamiento, el 4,8%; y la utilización de vehículos personales, el 4,7%. El quinto mayor aumento es el de los seguros, con el 3,3%.

Enfrente, los subgrupos que mayor alivio proporcionan a la cuenta corriente son los equipos de telefonía y fax, con una bajada en los últimos doce meses del 10,4%;los equipos audiovisuales, fotográficos y de procesamiento de información, que cuestan el 4%menos;y los artículos textiles para el hogar, que bajan el 2,5%en Castilla y León con respecto a agosto de 2016.

El gas para el hogar disparó su valor el 12,6% en agosto respecto al mismo mes de 2016 y la factura eléctrica es un 5,4% más elevada

En definitiva, los precios continúan muy mediatizados por la evolución de la energía y este año también por la comparación con una primera mitad de 2016 que mantuvo la moderación en el coste de la vida con que se inició la salida de la última crisis. De ahí que aunque la tasa interanual de la inflación se elevara dos décimas en agosto tanto a nivel nacional como autonómico, casi la mitad de los componentes de la cesta de la compra media se hayan abaratado desde enero.

Los datos oficiales del INE recogidos por Colpisa reflejan que las mayores subidas anuales las lideran los carburantes y combustibles, que en España son el 7% más caros que hace un año, seguidos de los productos energéticos, que cuestan el 6,3%. Los primeros elevaron su tarifa el 1,4% el mes pasado, frente a un punto de los segundos.

Más en concreto, el gas para el hogar disparó su valor el 12,6% en agosto respecto al mismo mes de 2016 (entonces caía a un ritmo del 10%) y los combustibles líquidos también destinados a la casa incrementaron su coste un 6,8% (hace un año llegaron a bajar un 16,7%). La factura eléctrica, por su parte, es un 5,4% más elevada, la misma proporción en que sube lo pagado por gasolinas y gasóleo, tras crecer prácticamente tres puntos y medio desde julio.

Pese a la subida de la inflación, la mitad de la cesta de la compra se ha abaratado desde enero

En línea con ello, el apartado de calefacción, alumbrado y distribución de ello se ha encarecido un 6,1% en los últimos doce meses. Eso sí, comparado con julio, la energía tuvo subidas inferiores a un punto.

En el resto de sectores, los incrementos anuales son claramente menores e incluso hay algún descenso significativo, por ejemplo, el 14,8% menos las frutas frescas y el 8,1% las patatas y sus derivados. Ello permitió que en agosto la inflación subyacente, que no considera ni energía ni alimentos frescos, moderaba su avance al 1,2%, dos décimas menos que el mes anterior y cuatro por debajo del índice general. De hecho, en el Ministerio de Economía estiman que ambos indicadores van a ir acompasándose a la baja.

Fotos