Podemos reclama que el bono social de la luz sea automático en función de la renta

Podemos reclama que el bono social de la luz sea automático en función de la renta

Cruz Roja pagó directamente en 2017 el recibo de la luz a más de 700 familias y Cáritas a 3.000 en Castilla y León

LEONOTICIAS

El portavoz de Fomento y Medio Ambiente de Podemos CyL, Ricardo López Prieto, denuncia que se permita que el bono social energético no sea automático en función de la renta, sino voluntario, a diferencia de otros países, como Portugal. «Mientras no se aplique el principio de precaución con claridad que proteja a los consumidores vulnerables ante los cortes. Mientras no diseñemos una tarificación que tenga en cuenta, además de la renta, cuestiones como si viven en una vivienda personas mayores y dependientes, o que por motivos de salud requieren un consumo elevado de electricidad, o garanticemos suministros básicos de electricidad y de gas que no supongan más del 10% de los ingresos, no resolveremos la pobreza energética», a esos cien mil hogares que la sufren en Castilla y León.

Este jueves publicaba la prensa que el bono social de la luz no arranca y no sirve para paliar las situaciones de vulnerabilidad de los ciudadanos. El Gobierno reformó el programa de ayudas contra la pobreza energética para hacerlo más efectivo y ligarlo en mayor medida al nivel de renta de los hogares que lo reciben (hasta la reforma, la mayoría de los hogares que lo percibían era por tener contratada una potencia inferior a los 3 kw, con independencia de la renta familiar). Psoe Y Cs votaron a favor de este Real Decreto y «entendemos que dieron un cheque en blanco al Gobierno de M.Rajoy, porque es el Gobierno quién hace el desarrollo reglamentario».

«El Real Decreto se confeccionó sin dialogar con las organizaciones sociales, que son las que están al pie del cañón, que conocen de primera mano lo que está sucediendo con la pobreza energética en este país y que son las que verdaderamente la están gestionando». Cruz Roja pagó directamente en 2017 el recibo de la luz a más de 700 familias en Castilla y León, y Cáritas pagó la factura de la luz, nada más y nada menos que a 3.000 familias castellanas y leonesas, el pasado año.

El grupo socialista de Castilla y León «parece ahora insatisfecho» de su propio apoyo al citado Real Decreto y en el último pleno presentó una iniciativa que pide evaluar la aplicación del bono social y la supresión del suministro por impago de la factura. Mientras las tres grandes compañías eléctricas, Endesa, Iberdrola y Gas Natural se forran.

Nosotros insistimos, el cheque en blanco otorgado al Gobierno para dejar en sus manos la resolución de situaciones de vulnerabilidad no solo fue un error, sino un ejercicio de irresponsabilidad por parte de PSOE y C's.

Contenido Patrocinado

Fotos