Podemos y CCOO coinciden en pedir una subida salarial y animan a Herrera aplicarla a los empleados públicos

Reunión entre CCOO y Podemos. / Chacón

La formación ‘morada’ y el sindicato apuesta por una nueva fiscalidad que aumente los ingresos para asegurar el Estado de Bienestar

ICAL

Podemos y CCOO en Castilla y León coincidieron este miércoles en demandar una subida salarial para que la salida de la crisis económica se traslade a las familias y los trabajadores. Además, animaron al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, a aplicar un incremento a los empleados públicos en 2018, de acuerdo a sus palabras en el pleno de este martes en las Cortes, y a enviar una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que derogue la reforma laboral.

En ese sentido, el secretario autonómico de CCOO, Vicente Andrés, consideró que la posición de Herrera favorable a una revalorización de los salarios en las empresas que hayan superado la crisis puede aplicarse sobre los empleados públicos. De hecho, recordó que las organizaciones sindicales negocian con el Ministerio de Hacienda y Función Pública un aumento para el próximo año y añadió que están trabajando en la negociación de los convenios colectivos y en reuniones con la patronal.

Por su parte, el secretario autonómico de Podemos, Pablo Fernández, remarcó que los sindicatos han visto menoscabada su capacidad de negociación debido a la reforma laboral, por lo que consideró que Herrera, más allá del «brindis al sol», como calificó sus palabras de ayer a una pregunta del socialista, Luis Tudanca, puede dirigirse a Rajoy para pedirle que anule la reforma laboral. Recordó que se han perdido 80.000 empleos, se han precarizado los empleos y el número de mujeres trabajadoras se ha reducido.

Fernández y Andrés mantuvieron una reunión en la sede de Podemos Castilla y León en Valladolid, en el marco de unas relaciones «muy fluida» por ser CCOO un agente «fundamental» en la Comunidad, para abordar la salida de la crisis y la necesidad de una reforma del sistema fiscal de Castilla y León, para dotar a la Comunidad de más ingresos, ya que ambos consideraron que los recursos actuales son insuficientes para financiar los servicios públicos esenciales y el Estado de Bienestar.

Por su parte, el secretario autonómico de CCOO señaló que la Comunidad ha recuperado la riqueza existente antes de la crisis, aunque los salarios no crecen y la sociedad es más pobre. «No sabemos donde está ese dinero», dijo Vicente Andrés, quien consideró que la recuperación económica ha sido un «desastre» para los trabajadores, por lo que reclamó que los salarios aumenten para que los asalariados recuperen el poder adquisitivo perdido.

Advirtió de que serán “beligerantes» puesto que a pesar de las últimas subidas de los convenios colectivos, que supusieron de media un incremento del 1,33 por ciento, y que no alcanza el Índice de Precios al Consumo (IPC). De la misma forma señaló que los empleados públicos acumulan un pérdida de 14 puntos, pese a que este año vieron como sus sueldos aumentaron un uno por ciento. Por ello, sentenció que el país lleva creciendo cuatro años y es el momento de “repartir la riqueza».

En materia fiscal, Andrés rechazó el techo de gasto o límite de gasto no financiero que aprobaron hoy las Cortes y que se convierte en el primer paso para que vean la luz los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2018. Aseguró que pese a garantizar 327 millones más, no son suficientes para atender los 800 que alcanzan los recortes. También Pablo Fernández consideró que es necesario una reforma el sistema fiscal para lo que defendió incrementar los tramos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que permitiría recaudar 246 millones más y financiar los servicios públicos en el medio rural.

Igualmente, Andrés destacó que una vez que se alcance la estabilidad financiera en 2020 la Comunidad dispondrá de unos 240 millones menos por lo que consideró que se debe buscar una solución para que a partir de 2019, cuando se celebren las próximas elecciones, un nuevo gobierno aplique un sistema fiscal diferente.

Además, Pablo Fernández aseguró que todos los agentes, entre los que incluyó a CCOO, irán de la «mano» para desalojar al PP del Gobierno de Castilla y León, puesto que aseguró que existe un «anhelo» de cambio en la Comunidad. De esta forma, garantizó, las personas serán «lo primero» y se perseguriá una mejora de la calidad de vida.

Finalmente, el dirigente de CCOO señaló que seguirán trabajando en el marco del Consejo del Diálogo Social para elaborar medidas favorables a los ciudadanos, a los dependientes, a las personas con rentas bajas para que por ejemplo puedan acceder a una vivienda, así como a los «danmificados» por la crisis que perdieron su trabajo y ahora se ven abocados a la pobreza por los «vacíos» en las cotizaciones.

Fotos