IU pide la derogación de la 'ley mordaza' y de otros delitos que «vulneran la libertad de expresión»

José Sarrión, procurador de IUCyL./Arranz
José Sarrión, procurador de IUCyL. / Arranz

José Sarrión argumenta que se vive un «retroceso» y que se imponen «penas desproporcionadas por delitos que antes no existían»

ICAL

Izquierda Unida Castilla y León pide la derogación de la ley de protección ciudadana, conocida como 'ley mordaza', por entender que supone un retroceso y limita la libertad de expresión con penas desproporcionadas para delitos que antes de la reforma del Código Penal no existían y sus manifestaciones eran lícitas.

El procurador de IU-Equo, José Sarrión, anunció este martes la presentación de una proposición no de ley con ese contenido dada la importancia y ante lo que ve como un retroceso de la libertad de expresión, donde se refirió a la condena a tres años y medio al rapero Valtonyc por su canción sobre el Rey emérito, la censura de ARCO de una obra sobre los «presos políticos», la retirada del libro 'Fariña o la condena a una joven por sus chistes sobre Carrero blanco.

En este sentido, Sarrión argumemtó que se produce una vulneración del principio de subsidiariedad con penas desproporcionadas que antes no existían en el Código Penal y recordó que la pareja de humoristas Tip y Coll hacían chistes hace 20 años y no fueron condenados, en lo que insistió en que «en este momento se vive un retroceso en la libertad de expresión».

Además, subrayó que la 'ley mordaza' impone penas mayores para lo que antes eran faltas administrativas, de ahí que en la PNL instará a su derogación por parte del Gobierno. «España es el único país de la Unión Europea que condena por contar chistes, es un golpe a la democracia y los ciudadanos pierden mecanismos de defensa», indicó.

También, solicita la derogación de otros principios que considera que vulneran la libertad de expresión como la libertad de religión -recogida en el artículo 510 del Código Penal-, la crítica a la Corona que estimó que no es un delito porque el monarca es inviolable, la ofensa o ultraje por escrito o palabras contra España y las autonomías, delitos o injurias al Gobierno de la Nación y otros poderes del Estado y delito contra el enaltecimiento del terrorismo.

«La democracia tiene que garantizar las libertades», explicó Sarrión, que añadió que ahora se condena cinco veces más por enaltecimiento del terrorismo que cuando existían ETA o el Grapo. «Si no hay terrorismo, qué sentido tiene perseguir la libertad de expresión», aseveró. «Desearía que surgiera un movimiento ante ese retroceso», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos