Partidos políticos y organizaciones agrarias se unen para defender el campo de Castilla y León

La consejera de Agricultura y Ganadería, y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, firma con los grupos políticos parlamentarios, las organizaciones profesionales agrarias y Urcacyl un documento de Comunidad ante la reforma de la Política Agraria Común /Miriam Chacón
La consejera de Agricultura y Ganadería, y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, firma con los grupos políticos parlamentarios, las organizaciones profesionales agrarias y Urcacyl un documento de Comunidad ante la reforma de la Política Agraria Común / Miriam Chacón

Rubrican un único documento, que será enviado alMinisterio, que la Junta confía en que sea tenido en cuenta en las negociaciones

Castilla y León ya dispone de un documento consensuado para pedir una Política Agraria Común (PAC) que permita poner en valor «lo mucho y lo bueno» que tiene el campo en la Comunidad, sentar las bases para «cimentar» un sector «más fuerte» dada su relevancia en la economía autonómica y «ganar al batalla» a la despoblación. Así se perseguirá después del documento respaldado de manera unánime por los diferentes grupos políticos en las Cortes, así como por las organizaciones profesionales agrarias y las cooperativas, y cuya rúbrica se ha escenificado esta tarde.

La posición que Castilla y León defenderá de cara a la Política Agrícola Común (PAC) más allá de 2020, es definitiva y unánime tras la firma del documento de comunidad que ya han enviado al Gobierno de España (vía Ministerio de Agricultura), y que se va a empezar a defender en todas las mesas de negociación en las que participe la Junta. Desde este momento, el documento también está abierto a todo tipo de adhesiones de particulares y entidades que quieran apoyarlo, además de que la Junta lo trasladará a las diferentes provincias «para conocerlo y mejorarlo», según informa Ical.

La consejera de Agricultura, Milagros Marcos, y los representantes de los grupos políticos PP, PSOE, Ciudadanos y el grupo mixto IU-Equo y UPL, así como las organizaciones profesionales agrarias Asaja, la Alianza UPA-COAG, UCCL y la Unión Regional de cooperativas, Urcacyl, rubricaron esa postura en un acto celebrado en la sede del Instituto Tecnológico Agrario.

Defender al sector

Tras la firma, Marcos matizó que se trata de un documento «básico» en este momento de la negociación y reconoció que ha sido una realidad gracias a la «generosidad» de los firmantes cuyo objetivo es «defender nuestro sector primario, garantizar la sostenibilidad» y que los profesionales del sector agrario «ganen dinero con su trabajo». Todos coincidieron en defender que la futura PAC debe estar financiada «cuando menos en los mismos términos que está en este momento» porque «no se puede exigir más al campo si no se le da más». Todo ello se desarrollará con vistas a una segunda fase en la negociación, que será la llegada del documento al Parlamento Europeo para, finalmente, buscar un consenso «en el detalle».

Marcos estimó que para que esto sea posible hay que «hacer atractiva» la incorporación al campo, teniendo en cuenta aspectos como la innovación o la sostenibilidad, así como el hecho de que se garantice el equilibrio del agricultor en la cadena de valor. En definitiva, hacer uso de instrumentos de «equilibrio y transparencia» para dar «capacidad de beneficio con el fruto del trabajo».

Contenido Patrocinado

Fotos