Pablo Fernández duda de la «fuerza» de Cs para lograr la dimisión del director de Energía

El secretario general, Pablo Fernández, presenta a los miembros del consejo de coordinación y la línea política que esta ejecutiva está trabajando de cara a los próximos meses. /Miriam Chacón
El secretario general, Pablo Fernández, presenta a los miembros del consejo de coordinación y la línea política que esta ejecutiva está trabajando de cara a los próximos meses. / Miriam Chacón

El secretario autonómico de Podemos asegura que Ciudadanos «susurra» al PP para no “molestar”

LEONOTICIAS

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, dudó este sábado de la “fuerza” de Ciudadanos para conseguir la dimisión del director general de Energía y Minas, Ricardo González Mantero, por sus declaración como testigo en la instrucción abierta por un juzgado de Valladolid sobre la tramitación de parques eólicas en Castilla y León. “No va a prosperar”, sentenció el dirigente de la formación ‘morada’ ya que sostuvo que Cs “susurra” al PP para no “molestar”.

Fernández, que compareció este sábado para presentar a la nueva dirección de Podemos en la Comunidad, consideró que la petición de dimisión planteada por Cs es un “gesto” de cara a la ciudadanía, frente a un partido que aseguró no puede gobernar una comunidad tan grande como Castilla y León y con “tantos” problemas, porque tiene “todos los sentidos puestos en el juzgado”.

Asimismo, el secretario autonómico de Podemos y portavoz en las Cortes recalcó que el Gobierno que preside Juan Vicente Herrera está ligado al devenir de los casos judiciales, por lo que en su opinión tiene “fecha de caducidad”. “Eso es malo”, replicó Pablo Fernández, quien sostuvo que la Junta y el PP están más pendientes de la actuación de jueces y fiscales, que de afrontar los problemas de los castellanos y leoneses.

También denunció los malos datos económicos, en materia de exportaciones y de producción y negocio de la industria, que está cosechando la Comunidad, pese al halo de “buenos gestores” con que cuentan los ‘populares’, lo que vinculó con la ausencia de medidas, que a su juicio la Junta no adopta por su preocupación por las actuaciones judiciales. Además, sostuvo que no conocen las demandas de la “calle” puesto que consideran, como dijo el secretario autonómico del Partido Popular, Francisco Vázquez, que la corrupción no interesa a los ciudadanos.

Finalmente, Pablo Fernández rechazó las “amenazas” del PP, como la que a su juicio lanzó el procurador burgalés Ángel Ibáñez, quien sostuvo que los grupos que “digan lo que no deben, escucharán lo que no quieren”. El dirigente de Podemos advirtió de que les “resbalan” y aseguró que seguirán combatiendo la corrupción, pese a que el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, adquiera un tono “desagradable”, que en su opinión lo convierte en una suerte de doctor Jekyll y comisario Villarejo chusco”.

Contenido Patrocinado

Fotos