La oposición acusa a Carriedo de falta de autocrítica ante la precariedad laboral y bajos salarios

Carlos Fernández Carriedo. / Chacón

El PP valora el discurso «positivo y prudente» del consejero y destaca el trabajo realizado en las políticas demográficas

ICAL

La oposición parlamentaria en las Cortes de Castilla y León acusó este miércoles al consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, de falta de autocrítica en el balance de legislatura presentado y recordó que se crea empleo pero los contratos son temporales, precarios y con salarios bajos que no asentarán la recuperación.

En ese mensaje coincidieron Óscar Álvarez (PSOE), Adela Pascual (Podemos) y Luis Mariano Santos (UPL), mientras que Belén Rosado (Ciudadanos) se centró en la baja aceptación del Programa de Garantía Juvenil y José Manuel Fernández Santiago (PP) avaló los datos presentados por el consejero al existir 61.800 puestos de trabajo más en estos dos años.

Salarios más bajos, temporalidad y parcialidad que no llevarán a la recuperación económica por las políticas del PP resumió el procurador socialista, que acusó al consejero de falta de autocrítica por no mencionar en su extensa exposición, plagada de datos, la palabra «precariedad». También, echó en falta una reflexión sobre la pérdida de población y que el PP no recoja su plan de retorno del talento.

«No tengan miedo de decir que el gran éxito de las políticas del PP es la precariedad», incidió Óscar Álvarez, que reconoció un repunte en el crecimiento económico pero insistió en que no habrá una recuperación real mientras haya salarios bajos y contratos temporales, lo que achacó a la reforma laboral, cuya derogación volvió a reclamar. «No se vanaglorie de las cifras de empleo joven, cuando 100.000 se han ido desde el inicio de la crisis», añadió.

Salarios bajos y devaluados

De la misma manera opinó la procuradora de Podemos Adela Pascual, para quien el crecimiento de empleo, que no existe para ella, no está en línea con el económico ni con unos salarios bajos, devaluados por las empresas para ganar en competitividad. «Cada vez hay más contratos temporales, uno de cada tres dura menos de una semana», aseveró. «Son medidas paliativas, no es pesimismo, son ustedes por no cambiar las políticas», sostuvo.

La procuradora de Ciudadanos Belén Rosado calificó de «demoledor» el dato de un 41,6 por ciento de desempleo juvenil y criticó la falta de difusión y de información para que más jóvenes se puedan adherir al Programa de Garantía Juvenil, donde recordó la implementación de medidas de su grupo en el Congreso.

Para Luis Mariano Santos (UPL), cuando el consejero habla de crecimiento de la tasa de empleo también debería atribuir a las políticas del PP el alto volumen de contratos precarios y temporales. «Es un ejercicio de engaño», opinó sobre los datos presentados en la comparecencia. También, consideró que no reconoció «lo que queda por hacer» y mencionó las diferencias entre las provincias, en concreto entre el registro de Ávila, León, Salamanca y Zamora con el de Burgos.

«Ha sido un discurso positivo y prudente», definió José Manuel Fernández Santiago (PP), que calificó de «extraordinarios» los datos expuestos con 61.800 empleos más que hace dos años, el repunte en el empleo joven y la puesta en marcha de un plan de empleo local que genera unos derechos con contratos de 180 días.

Políticas demográficas

En las políticas demográficas, resaltó que la Junta de Castilla y León haya trasladado su debate al plano nacional y europeo, valoró las medidas en marcha en la Agenda de la Población y estimó que se está «en el buen camino».

El consejero de Empleo vio en las intervenciones de los grupos coincidencias con la Junta en que existe un crecimiento económico, en que la creación de empleo es aun inferior al que existía antes de la crisis así y en que hay que avanzar en su calidad. «Hay un punto de partida positivo en que se reconozcan los problemas y dónde se tiene que hacer el esfuerzo en estos años», anotó.

Fotos