Del Olmo garantiza «buenos resultados» y critica el «mínimo interés» de la oposición por los acuerdos

La consejera de Hacienda presenta los presupuestos./Rubén Cacho
La consejera de Hacienda presenta los presupuestos. / Rubén Cacho

La consejera de Economía y Hacienda emplaza a los grupos políticos a una reunión para analizar los «escasos» avances en la reforma de la financiación autonómica

ICAL

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, expresó hoy su convencimiento de que el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2018 ofrecerá «buenos resultados» y criticó el «mínimo interés» por lograr acuerdos de los grupos mayoritarios de la oposición, que recordó mantienen unas demandas «claramente contrapuestas» a los compromisos asumidos con los castellanos y leoneses.

Del Olmo abrió hoy la primera sesión del pleno de las Cortes de Castilla y León que aprobará, previsiblemente, la Ley de Medidas y el proyecto presupuestario que contempla 10.859,2 millones de euros, lo que incrementa un cuatro por ciento el gasto no financiero de las consejerías. En su intervención, la titular de Hacienda defendió el pacto presupuestario con Ciudadanos y expresó el deseo de la Junta y el Grupo Popular de «ampliar el mapa» de los acuerdos.

En ese sentido, la titular de Economía y Hacienda insistió en que los presupuestos son la «única propuesta» que pueden valorar los ciudadanos y consideró que son una «buena propuesta», puesto que «ambicionan ir avanzando en las condiciones de vida» en la Comunidad, a través de más empleo y mejor respuesta a las necesidades de personas y familias. Además, aseguró que servirá para afrontar desafíos futuros como la financiación autonómica o la adaptación a la economía 4.0.

La consejera contrapuso la fiscalidad «contenida» frente a las subidas de impuestos a empresas y familias de la oposición, que aseguró «solo merman» la renta disponible de la sociedad y que podrían provocar la caída de la actividad y el empleo, generar deslocalizaciones a otros territorios vecinos y la pérdida de ingresos. Por ello, defendió la propuesta de la Junta que aseguró contribuirá a un crecimiento económico del 2,7 por ciento y a una rebaja del paro hasta el 12,2 por ciento de la población activa.

Asimismo, la consejera de Economía y Hacienda, que defendió el «rigor» con el que se realizan las previsiones, frente a las críticas de quien a su juicio solo busca un «protagonismo insatisfecho», advirtió de la existencia de factores de riesgo, como la situación de Cataluña, el 'Brexit', el precio del petróleo o la política monetaria, así como otros positivos, como la baja inflacción o el mayor crecimiento de los socios europeos. Por ello, Pilar del Olmo aseguró que mantienen la confianza en la evolución «positiva» de la economía.

También explicó que la deuda de la Comunidad crece por los «diez años de déficits consecutivos» frente a las declaraciones «ampulosas» de algunos y aseguró que lo seguirá haciendo minetras no se renuncie a esta vía de ingresos, que se financia mediante el endeudamiento. Por ello, censuró el «alarmismo interesado» de la oposición, recordó que Castilla y Léon es la octava menos endeudada del país.

La consejera destacó que las consejerías contarán el próximo ejercicio con 300 millones más, para actuaciones sociales y económicas, que permitan seguir elevando los estándares de calidad de los servicios públicos. Aseguró que la sanidad dispondrá de «más recursos que nunca», mientras las cuentas de Educación crecen un 3,5 por ciento y las de servicios sociales se acercan a los 1.000 millones. Además, destacó el aumento del gasto de Fomento y Medio Ambiente y Agricultura y Ganadería o los créditos para formación de trabajadores o el apoyo al tejido productivo, a través de la Lanzadera Financiera.

Financiación autonómica

Por otra parte, la consejera de Economía y Hacienda aprovechó su intervención para presentar ls cuentas para emplzar a los grupos políticos de las Cortes a celebrar en enero una reunión para analizar los avances de la reforma del sistema, que admitió son «escasos». Consideró que deben dejar este asunto fuera de las disputas partidistas.

Pilar del Olmo aseguró que debe considerarse una «demanda de Comunidad» puesto que reconoció que la Junta necesita la «colaboración de todos» para que Castilla y León reciba los recursos que necesita para los servicios públicos esenciales y el resto de competencias. «Nos jugamos, pues, nuestro progreso social y económico», concluyó la consejera quien puso en valor el acuerdo alcanzado con todos los grupos parlamentarios.

Contenido Patrocinado

Fotos