Del Olmo se fija como prioridad la recuperación del empleo y que sea de mayor calidad, con mejores salarios

La consejera Pilar del Olmo. /
La consejera Pilar del Olmo.

La consejera de Economía y Hacienda defiende el presupuesto acordado con C's para 2018 y la salud financiera de Castilla y León, «sexta comunidad que menos debe por habitante»

S. ESCRIBANO

Dice que ha confeccionado el presupuesto autonómico para 2018 con «ilusión», que no es uno menos para ella, sino uno más. Pilar del Olmo (Valbuena de Duero, Valladolid, 1962) defiende unas cuentas para el próximo año en las que vuelve a crecer el dinero que gestionarán las consejerías. Y lo hace con la tranquilidad que da volver a tener por tercer año consecutivo la garantía de que Ciudadanos permitirá que se aprueben. Hay presupuesto hasta diciembre de 2018 y la legislatura termina en mayo de 2019. Entonces el presidente Juan Vicente Herrera pasará el testigo y ella también recogerá el despacho en el que trabaja desde 2003.

–Terminará por ley su etapa de consejera de Hacienda en 2019, ¿se ve de candidata del PP a la Alcaldía de Valladolid?

–No me veo ahora mismo de nada. No he pensado qué me gustaría ser de más mayor. Queda legislatura y mi obsesión es ahora que Castilla y León tenga más empresas y más empleo. Con eso estoy obsesionada.

–¿Cuáles son las prioridades del presupuesto de 2018?

–La primera es mejorar la calidad de los servicios públicos, esa mejora nos hace más iguales a todos. Unos buenos servicios públicos hacen una redistribución de la renta. La otra es recuperar el empleo e intentar que sea de mayor calidad, que quiere decir mejores salarios. Sin olvidar la cohesión territorial.

«Las comunidades con gente más rica pueden permitirse el lujo de rebajas de impuestos imposibles para nosotros. Es muy deseable una armonización fiscal»

–¿La repercusión del pulso secesionista en Cataluña dinamitará sus previsiones de crecimiento económico y de empleo?

–No, pensamos que son ajustadas. Lo que está ocurriendo en Cataluña no es bueno para España en su conjunto, pero creo que nuestras previsiones se pueden conseguir.

–Aspiran a rebajar la tasa de paro al 12,2%. ¿Sirve cualquier empleo? ¿Qué hace este presupuesto para combatir la figura del trabajado pobre, precario?

–En el presupuesto hay muchas cifras al servicio de las personas que peor lo están pasando. Familia e Igualdad de Oportunidades tiene el presupuesto más alto de la historia y en la Consejería de Empleo, en políticas activas de empleo que preparan a los desempleados para encontrar un trabajo, el esfuerzo es mayor que otros años. Las personas que peor lo están pasando son las que no tienen empleo, en la medida que apostemos por la reactivación económica, apostamos porque haya más personas trabajando y que ese empleo sea de calidad. En la consejería que yo dirijo una de las apuestas es el empleo en las áreas tecnológicas.

–Prevén ingresos y gastos para 2018 que rozan los 11.000 millones de euros (10.859), con un fuerte peso de las amortizaciones de deuda. Entre esa cifra y los 8.333,4 millones que tendrán las consejerías para gasto efectivo, ¿cuál refleja con más realismo la capacidad presupuestaria de la Junta?

–Los 8.333, no tengo dudas. Lo que vamos a poder hacer por los ciudadanos en 2018 lo da esa cifra de 8.333 millones de euros.Los servicios sanitarios y los sociales reciben la dotación más alta de la historia. Y en Educación, una de las más altas.

Sobre su posible candidatura a la Alcaldía de Valladolid por el PP en 2019: «No me veo ahora mismo de nada. No he pensado qué quiero ser de más mayor»

–Ha recibido críticas de la oposición por la gestión de la deuda y esa acumulación de amortizaciones en el calendario en 2018.

–Se hace una planificación de vencimientos de deuda dependiendo de factores como el tipo de interés cuando se contrata, el plazo medio... Vence una emisión de principios de 2013 que era bastante más cara y se va a reponer por otra más barata. Esa reposición es beneficiosa. Somos la sexta comunidad que menos debe por habitante y año tras año disminuimos lo que pagamos por intereses. La oposición critica mucho, pero si hubiéramos hecho caso al PSOE deberíamos mucho más dinero.

–Baja por cuarto año la partida para pagar intereses, pero sigue siendo importante, de 288,5 millones, ¿qué pagaría con ese dinero?

–Podríamos hacer un hospital nuevo. Tenemos que pagar los intereses de una deuda que durante los años de la crisis nos ha permitido mantener los hospitales y los centros de salud abiertos, no cerrar ningún colegio. Son deudas que tuvimos que contraer para poder funcionar y fuimos austeros durante la crisis.

–Aumenta en 2018 la inversión, ¿está satisfecha con la ejecución de las obras que se presupuestan?

–Las obras se presupuestan y surgen imponderables que hacen que se retrasen. Precisan de muchas licencias, de una contratación que requiere sus plazos... Al final se hacen. ¿Satisfacción o no satisfacción? Sí le digo es que todo el dinero se gasta, aunque no sea en inversión. En tratamientos médicos nuevos, por ejemplo, que valoran muy bien los ciudadanos.

«Tengo que agradecer a Ciudadanos su responsabilidad para sacar adelante un buen presupuesto»

–Mejoran los ingresos estatales, pero siguen sin pagar la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales. ¿Ese mejor comportamiento del sistema de financiación desactiva la crítica sobre lo pésimo que es el modelo de Zapatero?

–Es un modelo muy malo. En época de crisis hemos sufrido muchísimo. No puede ser que cuando más dinero hemos necesitado, cuando más se demandan los servicios sociales y las ayudas, no haya funcionado. Ahora que crecemos ni siquiera consigue que las entregas a cuenta nos cubran los servicios públicos fundamentales, no le digo ya otros.

–¿Confía en ver reformados los criterios de reparto?

–Depende de qué periodo me hable. Necesitamos sentarnos serenamente todas las comunidades y Cataluña es una de ellas.Hasta que no se solucione el problema territorial de Cataluña no vamos a poder hacerlo.

–El experto que ha representado a Castilla y León en el grupo de estudio incidía en el riesgo que supone la despoblación para la financiación, ¿cómo intenta atajar el presupuesto ese desafío?

–Tenemos una pirámide poblacional con alrededor del 24% de mayores de 65 años cuando la media nacional está sobre el 17%. Eso dificulta el tener hijos, que crezca la población. El principal incentivo para que una persona venga a Castilla y León es el empleo de calidad. Ahí es donde ayuda este presupuesto. La afiliación de extranjeros aquí crece por encima de la media. Es un dato positivo.

«De la oposición de izquierdas espero muy poco. Sus enmiendas al presupuesto suelen ser bastante malas y destructivas»

–Herrera, Cifuentes y Feijóo firmaban el martes una declaración institucional que habla de corresponsabilidad fiscal de las autonomías. ¿Es eso una quimera con 17 territorios que aplicar diferentes tipos a sus tributos?

–Es muy deseable que haya una armonización fiscal. Castilla y León está rodeada de nueve comunidades y los territorios con más gente rica se pueden permitir el lujo de hacer rebajas impositivas que a otros nos es imposible, porque necesitamos ese dinero para seguir prestando servicios. Es una cuestión de solidaridad.

–¿Qué repercusión efectiva va a tener subir el mínimo exento del Impuesto de Sucesiones para herencias entre familiares directos a 400.000 euros por heredero?

–El coste recaudatorio, como va a ser medio año (entrará en vigor en julio), será de unos cuatro millones de euros. La mayor parte de la gente que vive aquí no tiene esos patrimonios tan elevados, teniendo en cuenta que la empresa familiar y la agraria ya están bonificadas al 99%.El País Vasco no tiene Impuesto de Sucesiones, Cantabria y Galicia lo han bajado, lo que intentamos es no quedar en desventaja y que no se vayan contribuyentes por esta vía.

–Es el presupuesto que debe contemplar los acuerdos del Plan de Industrialización y la oposición encuentra incumplimientos en los fondos de I+D+i y en el programa de retorno del talento.

–No es así. En I+D llegamos al 2,83% del gasto no financiero de las consejerías.Se ha hecho un esfuerzo en Ciencia y Tecnología. El Plan de Retorno del Talento no tiene partida específica, pero este año hay una subvención de 3 millones y otros 3 para 2018 para centros tecnológicos y uno de los requisitos es que contraten a doctores que estén fuera. Hay otro programa en 2017, con continuidad el próximo, para prácticas de I+D e internacionalización en empresas para 600 titulados.

«Tenemos que pagar los intereses de una deuda que durante los años de la crisis nos han permitido mantener abiertos hospitales y centros de salud»

–Ha destacado que en 2018 centraran esfuerzos en captar inversores en USA, México y Europa...

–... Tenemos que hacer ver a esos empresarios que Castilla y León es una comunidad en la que se ayuda a las empresas, con estabilidad política y social, que apreciamos lo que hacen los emprendedores. A veces conocen nuestra historia, pero hay que vender también modernidad.

–¿Y Cataluña lo han trabajado? Parece que no ha llegado ninguna de las firmas que han salido estos días.

–No se trata de una subasta y de que cambien domicilios sociales, estamos trabajando para que haya empresas, si son catalanas como si no, que establezcan centros productivos en Castilla y León.

–Reflejan una subida salarial para el personal del 1,5%, ¿qué pasará si el Gobierno plantea una más elevada? El acuerdo con C’s les compromete a aplicar la máxima.

–Lo que está presupuestado es lo que está presupuestado. Si el Gobierno sube más del 1,5%, a lo mejor lo tenemos que pagar en dos años, quizás con una paga en 2019.

–¿La vida presupuestaria es más fácil con Ciudadanos?

–No es fácil. Nos obliga a negociar mucho. Es verdad que en aspectos esenciales coincidimos, como la rebaja de impuestos. El grupo de enmiendas pactado en terreno fiscal beneficiará a familias numerosas, jóvenes, al acceso a la vivienda...

–¿Comparte la lectura que hace C’s de que ha forzado al PP a cambiar el destino de 500 millones de euros? ¿Les han apretado tanto?

–No es tanto cambiar el destino como incrementar inversiones previstas. Lo que tengo que agradecer a C’s es la responsabilidad para sacar adelante un buen presupuesto. A ningún partido le gusta ceder y han hecho un gran esfuerzo. ¿Qué sería de Castilla y León sin presupuesto en el 2018 con el lío que hay en España con Cataluña?

-Un argumento para convencer a la izquierda parlamentaria de que debe al menos abstenerse.

–Lo primero que les diría es que se sienten con un poco de interés a ver qué es lo que hay, que no lo hacen. Dicho esto, simplemente por hecho de que es el año que mayor presupuesto tienen Sanidad y Familia e Igualdad de Oportunidades, de que crecen las inversiones y mejora la partida de I+D+i podrían aprobarlo, pero están en el no es no.

–La experiencia arroja que de las más de 1.500 enmiendas de PSOE, Podemos e IU no aceptan ustedes ni una, ¿no hay ninguna buena?

–Son bastante malas. A veces quitan todo el dinero de la informática, básico para seguir funcionando. Eso es muy habitual. Las mil y pico enmiendas suelen copiarse de un año para otro, sea como sea el presupuesto. ¿Cómo vamos a adquirir medicamentos si no funciona el sistema informático? Y en el tema impositivo no le quiero contar. El año pasado Podemos puso una enmienda que subía el IRPF a los que menos rentas tienen. A lo mejor ahora es de izquierdas subir los impuestos a los más pobres.

–¿Qué espera de estos grupos parlamentarios en la tramitación de las Cortes?

–No creo que haya enmiendas novedosas y nos permitan aprobarlas. Espero muy poco de enmiendas que suelen ser destructivas.

Fotos