UPL logra aumentar 250.000 euros para la accesibilidad de los centros públicos de Trobajo y San Andrés

UPL logra aumentar 250.000 euros para la accesibilidad de los centros públicos de Trobajo y San Andrés

La oposición pide rebajar los fondos para la educación privada para revertir los recortes y mejorar la calidad de la educación

ICAL

Dos enmiendas parciales de la UPL por 350.000 euros y una de Ciudadanos por 500.000 euros dieron el último retoque a las cuentas de la Consejería de Educación para 2018, año en el que manejará 2.044 millones, un 3,45 por ciento más. El resto de las propuestas de la oposición fueron rechazadas en el pleno de las Cortes al plantear una reducción de los fondos previstos para el sistema privado y concertado, con el objetivo de revertir los recortes y mejorar la calidad del servicio.

Ciudadanos logró que fuera aceptada la enmienda que dedica 500.000 euros para la construcción del Instituto de Enseñanza Secundaria San Lorenzo de Segovia. Belén Rosado presentó en total 13, por importe de 1,87 millones, como un “paso más” a las medidas pactadas con el PP y por las que Cs se abstendrá en la votación de los Presupuestos Generales de la Comunidad y la Ley de Medidas de 2018. La 'popular' María Concepción Miguélez anunció que solo aceptarían una puesto que a su juicio las cuentas de Educación recogen más de 2.000 millones, entre los que destacó los 60 millones en inversiones.

También el 'leonesista' Luis Mariano Santos Reyero consiguió que aumentara la consignación para la mejora de la accesibilidad de los centros públicos de Trobajo del Camino y San Andrés del Rabanedo (León), hasta los 250.000 euros, así como que se destine 100.000 euros a la eliminación de barreras arquitectónicas en los centros educativos de Zamora. En total, planteó seis enmiendas por casi un millón sobre la lengua leonesa y sobre infraestructuras y adelantó que apoyaría otras sobre el Instituto de Villaquilambre. La 'popular' Paloma Vallejo recordó las subvenciones dedicadas a la cultura leonesa y descartó el resto de inversiones reclamadas.

El socialista Fernando Pablos defendió 102 enmiendas por importe superior a los 45 millones para mejorar la calidad de la educación pública y para ofrecer un acceso más equitativo a la educación superior. Para ello, planteó retraer fondos de los dedicados a los centros concertados, con el objetivo de elevar la partida para becas ordinarias, la reducción de las tasas universitarias, programas de retención del talento y contra el fracaso escolar.

Sin embargo, el 'popular' Jesús Alonso Romero rechazó la propuesta socialista al considerar que Educación cuenta con un “buen presupuesto” y destacó que el modelo de Castilla y León logra “buenos resultados”, aunque admitió que se pueden mejorar. “Si se empeñan en negar la realidad”, dijo, tendrán una “cómoda” y “larga” estancia en la oposición.

Lorena González (Podemos) presentó 244 enmiendas para elevar la inversión en la educación pública, que permita recuperar las partidas recortadas durante años. Así, propuso destinar 28 millones a la universidad; 24 millones a nuevos profesionales, así como más fondos para aumentar la dotación para becas y la apertura de comedores escolares, para servir 857.000 comidas, en periodos festivos. Además, advirtió de que su grupo seguirá trabajando para defender la escuela pública de las políticas del PP.

Sin embargo, la 'popular' Marta Maroto anunció el rechazo de los planteamientos de la formación 'morada' porque explicó plantean “cargarse de un plumazo los conciertos”, que replicó Podemos considera educación privada, cuando a su juicio responde a un sistema “plural” en el que las familias y estudiantes pueden elegir centro. Todo ello, dijo, se hace sin deteriorar la educación pública, dentro de una apuesta por la excelencia, porque argumentó que esos alumnos no son fáciles de domar por los populismos.

Finalmente, el parlamentario de IU-Equo José Sarrión planteó 111 enmiendas para modificar el destino de 120 millones para reforzar la apuesta por los profesionales, con el objetivo de rebajar la tasa de interinidad, así como a la mejora y apertura de comedores escolares. Paloma Vallejo criticó que planteara rebajar en más de 100 millones la partida para educación concertada y recordó que los comedores logran una calificación de 7,7 sobre diez de los padres y destacó que el próximo curso casi la mitad de los alumnos recibirán los libros gratis. “Un buen presupuesto digno del mejor modelo de España”, concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos